El FMI reclama a la eurozona impulsar el crecimiento y crear empleo

No Comentado

FMI

El FMI ha reclamado a los países de la eurozona que pongan en marcha una “amplia estrategia” para fomentar el crecimiento económico y crear empleo que incluya medidas para reflotar el sector bancario, avanzar en la unión bancaria e impulsar las reformas estructurales.

En su análisis de la economía de la eurozona conforme al Artículo IV de la institución, el directorio ejecutivo del FMI elogió las medidas adoptadas tanto a nivel nacional como europeo, que han permitido estabilizar los mercados financieros y reducir el riesgo de una ruptura del euro. En concreto, celebra los progresos realizados para poner en marcha la unión bancaria, la mejora de los cortafuegos y la fortalecida gobernanza fiscal.

Sin embargo, advierte de que pese a ello el crecimiento sigue siendo “difícil de alcanzar” y el desempleo elevado, especialmente entre los jóvenes. Además, recalca que el endeudamiento de empresas y hogares es aún elevado en algunos países, lastrando la demanda, y que existe el riesgo de estancamiento, tensiones sociales y políticas y contagios de la economía global.

“En este contexto, los miembros del directorio consideran imprescindible revivir el crecimiento y crear empleo mediante una amplia estrategia dirigida a reparar los balances de los bancos, hacer más progresos en la unión bancaria y apoyar la demanda, mientras se avanza en las reformas estructurales”, señala el Fondo, que además hace hincapié en la importancia del “firme respaldo político a las reformas institucionales”.

En concreto, el comité señala que la “primera prioridad” es restaurar el sólido balance de los bancos para reactivar el crédito, lo que incluye pasos “inmediatos” como reconocer plenamente las pérdidas, recapitalizar los bancos débiles pero viables y cerrar o reestructurar los no viables.

A este respecto, muestra su apoyo a los planes anunciados para analizar los balances de los bancos y las posteriores pruebas de estrés, y defiende que la implicación de un actor independiente será beneficioso para su transparencia y credibilidad.

Asimismo, el organismo reclama más progresos en una unión bancaria total que ayude a reducir la fragmentación, especialmente, acelerar los esfuerzos para poner en marcha el mecanismo único de supervisión, aplicar el acuerdo en la directiva de resolución y avanzar en la directiva de un esquema de garantía de depósitos.

Por otro lado, defiende “más apoyo” de la política monetaria en caso de que sea necesario, y especialmente si las condiciones empeoran sustancialmente, incluso mediante un nuevo recorte de los tipos de interés por parte del Banco Central Europeo (BCE).

En este sentido, afirma que el apoyo no convencional adicional del BCE, incluido el destinado a fomentar el préstamo a pequeñas y medianas empresas, podría ayudar a reparar la transmisión de la política monetaria y evitar una mayor contracción del crédito mientras se implementan las medidas para restaurar la salud del sector bancario.

Por otra parte, los miembros del directorio del FMI se muestran de acuerdo en la necesidad un ajuste fiscal flexible y diferenciado en un marco creíble en el medio plazo. A este respecto, celebran la decisión de dar más tiempo a los países para cumplir los objetivos de déficit, pero creen que podría ser necesaria más flexibilidad, sobre todo si se emplea para implementar reformas estructurales más profundas o recapitalizar bancos viables.

Por último, el Fondo pide “más reformas estructurales” a todos los niveles destinadas a mejorar el potencial de crecimiento y reequilibrar la demanda en la eurozona. En particular, respalda la implementación de directiva de servicios y que los países continúen con las reformas del mercado laboral para eliminar rigideces y, en caso de que sea necesario, promover acuerdos colectivos más flexibles.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)