La morosidad crediticia baja en abril

Comment Off

La morosidad crediticia baja en abril

El Banco de España ha anunciado que la morosidad de la banca española volvió a bajar en abril hasta el 5,7% desde el 5,73% del mes anterior, debido a una nueva caída del crédito y de los impagados, con lo que continúa en su nivel más bajo desde noviembre de 2010.

Los créditos dudosos se redujeron en abril a 68.411 millones, la cantidad más baja desde diciembre de 2008, en tanto que el crédito total concedido a familias y empresas cayó hasta 1,200 billones frente a los 1,202 billones de marzo.

La morosidad -que se calcula teniendo en cuenta el total de la financiación concedida en relación con los créditos impagados- mejoró en 1,07 puntos porcentuales en comparación con el mismo mes del año pasado, cuando se situó en el 6,77%.

El Banco de España alertó recientemente de los riesgos para el sector financiero de una bajada de precios de la vivienda. Lo dijo el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, en Santander, después de reconocer que la economía española pasa por un periodo de “repunte de los precios de la vivienda”. El gobernador hizo estas advertencias durante la conferencia inaugural en Santander del curso Las finanzas sostenibles y su importancia en el futuro de la economía, organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) y la Asociación de Periodistas Económicos (Apie).

El impacto del “potencial ajuste a la baja de los precios de la vivienda” en la banca se produciría “a través del efecto sobre las valoraciones de los activos adjudicados y del impacto indirecto sobre los niveles agregados de consumo y actividad”. De hecho, el gobernador situó el alto volumen de activos adjudicados por la banca que aún mantienen en sus balances como uno de los principales desafíos a los que se enfrenta el sector.

Por eso el gobernador pidió a los bancos que “no relajen los estándares de concesión de créditos”. En ese aspecto, la entrada en vigor de la nueva ley hipotecaria provocará –según el gobernador– que sean más “estrictas” las condiciones de concesión de las hipotecas por parte de los bancos. Obviamente, el encarecimiento de los costes para el sector por la mayor exigencia de asumir determinadas condiciones puede forzar a la banca a trasladar al cliente un aumento de los precios, recordó.

Sobre el autor

Artículos Relacionados