El Banco de España, a favor de la política monetaria del BCE

Comment Off

El Banco de España, a favor de la política monetaria del BCE

El Banco de España ve “potencialmente útiles” para estimular la actividad económica y la inflación en el área del euro los instrumentos de la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE), ante la orientación futura de los tipos de interés y la reinversión de los vencimientos de dichos activos.

Así lo señala el Banco de España en un artículo analítico sobre ‘La Política monetaria del Eurosistema tras el final de las compras netas de activos’, publicado este jueves, en el que analiza los posibles efectos macroeconómicos de la orientación futura sobre la senda de tipos de interés y sobre las reinversiones de activos.

El análisis del Banco de España señala que ambas herramientas son “potencialmente útiles” para estimular la actividad económica y la inflación en el área del euro, especialmente cuando los anuncios sobre la duración de las reinversiones se acompañan de comunicados sobre la senda futura de tipos de interés diseñados para potenciar el efecto expansivo de las reinversiones.

En este sentido, explica que el final de las compras netas de activos del BCE ha dado paso a una nueva fase, en la que la orientación futura sobre sus tipos de interés y la reinversión de los vencimientos de dichos activos “han tomado el relevo como principales herramientas de estímulo monetario”.

Ambas herramientas permitirían modificaciones en su formulación, encaminadas a reforzar dicho estímulo en caso necesario, como por ejemplo en la eventualidad de una reversión severa de la trayectoria de recuperación de la economía y la inflación en la UE, apunta.

De igual forma, el Banco de España cree que sería posible asimismo la introducción de otras medidas adicionales, como han señalado en repetidas ocasiones diversos responsables del Eurosistema.

En el caso de los tipos de interés, el organismo supervisor indica que el BCE prevé mantenerlos en sus niveles actuales hasta al menos durante el verano de 2019, y en todo caso durante el tiempo necesario para asegurar que la evolución de la inflación se mantiene en línea con las actuales expectativas de una senda de ajuste sostenido.

Esta comunicación deja abierta la puerta a modificaciones que refuercen, en caso necesario, sus efectos positivos sobre las condiciones financieras, asegura el Banco de España. Por un lado, considera que cabría reforzar la comunicación sobre el momento en que se podría producir la primera subida de tipos de interés desde sus niveles actuales (el llamado lift-off o “despegue”), bien retrasando la fecha futura antes de la cual no cabría esperar tal subida, en lo que se ha llamado “orientación basada en el calendario”.

Otra opción sería vincular dicha subida a que la inflación observada (o la esperada, a un horizonte determinado pero no excesivamente lejano) alcance o supere un determinado nivel, una variante cuantitativa de orientación contingente en las condiciones de la economía de la UE. Por otro lado, cree que sería posible ofrecer orientación sobre el ritmo de las subsiguientes subidas de tipos, con la posibilidad, de nuevo, de ligar dicho ritmo a la evolución macroeconómica.

Sobre el autor

Artículos Relacionados