Venezuela ajusta su control de cambio

No Comentado

Venezuela ajusta su control de cambio

Venezuela ha decretado este lunes cambios en el estricto control de cambios que vive el país desde hace once años. Esta reforma va a permitir que empresas y particulares participen en la compra y venta de divisas a través de una nueva plataforma de cambio de dólares.

Con esta medida, se espera que se regule el mercado cambiario que ha provocado una elevada inflación y fuerte escasez.

Esta reforma a la Ley de Ilícitos Cambiarios, decretada por el presidente Nicolás Maduro, es el primer paso para que los actores del sector privado puedan cambiar divisas a través de distintos operadores, como bancos universales – regidos por la reforma parcial de la Ley de Instituciones del Sector Bancario -, y por medio de operadores de valores regulados por la Ley del Mercado de Valores.

El vicepresidente del área Económica de Venezuela, Rafael Ramírez, había anunciado el pasado viernes que la reforma daría paso a un nuevo mercado conocido como Sicad 2, que tiene previsto operar a diario, con el fin de arrojar una cotización que fluctúe por la oferta y la demanda.

Ramírez había comunicado a los medios locales que esperaban que el nuevo mercado, basado en la permuta de deuda pública y la venta de efectivo, comenzara a operar el lunes.

El mercado de “permuta” funcionó en Venezuela hasta el año 2010. Era operado por corredurías privadas y permitía a individuales comprar divisas, legalmente, dentro del control de cambio. Cuando el dólar se duplicó rápidamente, el fallecido presidente Hugo Chávez ordenó su clausura acusando a las casas de bolsa de especular con las divisas, esenciales en un país que depende de sus importaciones.

Actualmente, el control cambiario utiliza dos tasas: una fija de 6,3 bolívares por dólar, para bienes preferenciales como los alimentos y las medicinas; y otra a través del Sicad para productos y servicios como remesas y viajes al exterior, que en la última subasta fue de 11,7 bolívares.

Con la puesta en escena de esta nueva fuente de divisas, el Gobierno aspira bajar el precio del dólar paralelo. En el mercado negro, el dólar cotiza cerca de 87 bolívares.

Venezuela cerró el 2013 con una inflación del 56,2%, la más alta de América Latina y en enero el nivel de escasez tocó niveles máximos históricos, según el Banco Central de Venezuela.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)