La actividad empresarial se contrae drásticamente en la zona euro

Comment Off

La actividad empresarial se contrae drásticamente en la zona euro

El índice de gerentes de compras (PMI) demuestra que la actividad empresarial de la zona euro se ha contraído drásticamente en el presente mes de noviembre, ya que las renovadas restricciones para tratar de frenar la propagación del coronavirus obligaron a muchas empresas de la industria de servicios a cerrar temporalmente.

La semana pasada, una encuesta de Reuters apuntaba que la economía de la zona euro está en camino de su primera recesión de doble caída en casi una década, una predicción que ha respaldado el índice de gerentes de compras (PMI).

El PMI compuesto flash de IHS Markit cayó hasta los 45,1 puntos en noviembre desde los 50,0 de octubre -el nivel exacto que separa el crecimiento de la contracción-.

“La economía de la zona euro ha vuelto a registrar una severa caída en noviembre en medio de renovados esfuerzos para sofocar la creciente ola de infecciones por Covid-19“, ha dicho Chris Williamson, economista jefe de negocios de IHS Markit.

“Los datos aumentan la probabilidad de que el PIB de la zona euro vuelva a contraerse en el cuarto trimestre”, ha añadido.

Un PMI que cubre la industria de servicios descendió a los 41,3 desde 46,9, su lectura más débil desde el apogeo de la primera ola de la pandemia.

Con la demanda disminuyendo a pesar de los recortes de precios y el agotamiento de los trabajos atrasados, las empresas redujeron su plantilla por noveno mes. De esta forma, el índice de empleo de servicios cayó a los 48,1 desde 48,5.

Sin embargo, a la manufactura le ha ido mejor ya que muchas fábricas han permanecido abiertas y su PMI se mantuvo muy por encima de la marca de equilibrio (en 53,6 en noviembre), aunque por debajo del 54,8 de octubre.

Un índice que mide la producción, que se alimenta del PMI compuesto, cayó a 55,5 desde 58,4. La demanda también disminuyó – el índice de nuevos pedidos se hundió a 54,0 desde 58,7 – lo que indica que la tendencia a la baja puede continuar.

Pero con las esperanzas de una vacuna y las expectativas de más estímulos del Banco Central Europeo el próximo mes, el optimismo sobre el próximo año mejoró. El índice compuesto de producción futura saltó a 60,1 desde 56,5, su nivel más alto desde febrero antes de que la pandemia azotara Europa.

Por su parte, de acuerdo con los datos difundidos por el INE, la cifra de negocios de la industria cayó un 3,3% el pasado mes de septiembre respecto al mismo mes de 2019, tasa casi siete puntos superior a la de agosto (-10%) y mucho más moderada que el desplome histórico de abril, cuando la paralización casi total del sector durante la primera mitad de mes llevó a un retroceso de las ventas superior al 40%.

Sobre el autor

Artículos Relacionados