Las empresas no financieras ganan un 62,4% más

No Comentado

Las empresas no financieras ganan un 62,4% más

Las empresas no financieras han ganado un 62,4% más en los nueve primeros meses de 2014 respecto al mismo período del pasado año, según datos de la Central de Balances del Banco de España.

Esta “evolución positiva” de las ganancias, que continúa la tendencia apuntada en 2013, es “consecuencia del impacto favorable que tuvieron también los resultados atípicos en este periodo”.

En un encuentro con medios, el director general del Servicio de Estudios del Banco de España, José Luis Malo de Molina, ha achacado estos extraordinarios tanto por la desaparición de las dotaciones por previsión de pérdidas o caída del valor de los activos como por las plusvalías obtenidas de venta de activos.

Según el Banco de España, los nueve primeros meses del año muestran “una prolongación en la tendencia de paulatina recuperación de la actividad”, gracias a la reactivación de la demanda interna y el mantenimiento del “dinamismo” de las exportaciones.

Malo de Molina ha subrayado que la “tendencia a la mejoría claramente se afianza en 2014 y se establece una pauta de recuperación con una entrada en crecimiento del valor añadido de las empresas y un crecimiento de los beneficios empresariales”.

“Asistimos a una mejoría de la situación del empleo y continúa el saneamiento de balances mediante la reducción del endeudamiento”, ha añadido.

El valor añadido bruto (VAB) de las empresas no financieras aumentó ligeramente, un 0,2 %, especialmente gracias al repunte registrado en la división de industria y energía, mientras cedía tanto información y comunicaciones como comercio y hostelería.

Entre enero y septiembre se redujeron en un 1 % los gastos financieros, gracias al retroceso de los niveles de deuda y al “menor nivel de tipo de interés pagado”.

Así, Malo de Molina ha subrayado que “el nivel de deuda muestra una clara tendencia a la disminución”, un descenso especialmente marcado entre las compañías más apalancadas, es decir, que el saneamiento de balance es más intenso “en las empresas que más lo necesitan”.

Mientras tanto, los gastos de personal aumentaron en un 0,4 % entre enero y septiembre, al tiempo que se suavizaba el retroceso en las plantillas, un factor que el director general ha apuntado como “el rasgo más esperanzador de la recuperación de la actividad empresarial”.

Con respecto a los ingresos financieros, Malo de Molina ha constatado un repunte del 11,4 % en 2013 y una fuerte caída en los nueve primeros meses de 2014, un descenso que probablemente se corregirá en el último trimestre del año cuando se abonen los dividendos pendientes.

La rentabilidad empresarial se ha mantenido en tasas elevadas, de en torno al 5,9 %, lo que ha contribuido a mejorar los niveles de inversión.

El director general del Servicio de Estudios del Banco de España ha relacionado esta mejoría en el empleo y los resultados empresariales con la “corrección de los desequilibrios que habían atenazado a la economía española“, una cuestión que también ha sentado “bases más sólidas para que la recuperación gane fuerza y sea sostenible”.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)