Reino Unido podría volver al confinamiento nacional

Comment Off

Reino Unido podría volver al confinamiento nacional

El ministro de Exteriores, Dominic Raab, ha señalado que Reino Unido no descarta un segundo confinamiento nacional si las nuevas restricciones para contener la pandemia de la COVID-19 no dan los resultados esperados.

El Ejecutivo británico dio a conocer una serie de medidas para frenar la segunda ola del coronavirus, como el uso obligatorio de mascarillas en bares, restaurantes y tiendas minoristas en Inglaterra, mientras que se reforzarán las multas para quienes no cumplan con las reglas de seguridad.

Las otras regiones británicas, como Escocia, también han tomado medidas similares después de que el número reproductivo R -que indica cuánta gente puede contagiar una persona infectada-, haya llegado en todo el Reino Unido, según los expertos, a entre 1,1 y 1,4.

“Siempre hemos dicho que tenemos una serie de medidas listas para aplicarse. Creo que no habría que especular sobre qué más podemos hacer. Pero la realidad es que serán más intrusivas o podríamos terminar en un confinamiento nacional. Eso es lo que queremos evitar”, ha dicho el titular de Exteriores a la cadena Sky News.

“Si todo el mundo cumple con las reglas” no será necesario un confinamiento nacional para la Navidad, algo que supondría “un impacto para la sociedad y las familias y también el daño para los negocios”, ha añadido.

Raab defendió las nuevas restricciones al calificarlas de “equilibradas” y “proporcionadas”.

Esta semana se cumplen seis meses de que el primer ministro británico, el conservador Boris Johnson, comunicó al país el confinamiento nacional para contener la epidemia de la enfermedad.

Los asesores científicos del Gobierno han alertado de que el país puede alcanzar 50.000 contagios diarios de COVID-19 a mediados de octubre si no se dan pasos concretos para frenar las infecciones.

Reino Unido ha registrado casi 5.000 nuevos casos de coronavirus en la última jornada, el pico en el número de positivos detectados en el país desde el pasado 7 de mayo.

El primer ministro británico, Boris Johnson, dio un discurso a la nación para subrayar la solemnidad del momento en el que preparó a su país para un invierno de restricciones y aseguró que si los ciudadanos no respetan las normas deberá endurecer las medidas contra la pandemia.

Johnson repasó en una breve alocución de ocho minutos algunas de las nuevas reglas lanzadas por su Gobierno, cuyo incumplimiento estará castigado con multas de hasta 10.000 libras (10.878 euros), pero sobre todo trató de mentalizar a sus compatriotas de que esperan meses duros al menos hasta primavera.

“A menos que actuemos, el riesgo es que tengamos que recurrir a medidas más duras después, cuando las muertes ya hayan aumentado y tengamos una cantidad de infecciones como en la pasada primavera”, dijo.

Sobre el autor

Artículos Relacionados