Banco de España ve una recuperación “incipiente, incierta y desigual”

Comment Off

Banco de España ve una recuperación "incipiente, incierta y desigual"

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha señalado que se registra un “perfil de mejoría” económica, pero el proceso de recuperación es “incipiente, incompleto, sujeto a una elevada incertidumbre y desigual”, por lo que en la “segunda fase” de la crisis pide extender y recalibrar las medidas ya aplicadas focalizando en empresas, sectores y población más afectados, así como permitir que se produzcan los “ajustes estructurales” necesarios tras la pandemia.

Durante su participación en el seminario “Economía, Trabajo y Sociedad en España. El impacto del Covid-19”, organizado por el Consejo Económico y Social (CES), Hernández de Cos ha apuntado que los datos del primer trimestre arrojaron una caída del PIB del 5,2%, la mayor de la historia pese a contar solo con dos semanas de confinamiento, que afectó en mayor medida al segundo trimestre, por lo que espera una “notable intensificación” de la caída económica, de entre el 16% y el 21,8%.

No obstante, ha asegurado que a lo largo del trimestre se ha observado un “perfil de mejoría” económica en paralelo a la materialización del proceso de apertura gradual de la economía, si bien el proceso de recuperación es “incipiente” y todavía “incompleto, sujeto a una elevada incertidumbre y es desigual”, por lo que cree que “probablemente” no evitará que en 2020 se registren las mayores caídas interanuales del PIB en tiempos de paz.

Para el tercer trimestre ha pronosticado que aunque se crecerá a tasas “significativas de dos dígitos” si la situación epidemiológica no experimenta cambios significativos, es “muy probable” que los niveles de PIB estén “considerablemente” por debajo que lo registrado en 2019.

Según Hernández de Cos, la correlación de esta evolución de la actividad económica a lo largo del segundo trimestre con la intensidad de las restricciones a la movilidad de la población vigentes en cada momento fue muy elevada.

De esta forma, ha alertado de que algunos elementos de la crisis van a generar “cambios estructurales” en la economía y que a pesar de las medidas monetarias, financieras, presupuestarias y laborales “probablemente no se podrá evitar completamente el daño al tejido productivo”.

De cara a las políticas económicas de ámbito nacional, ha instado a lograr el doble objetivo de apoyar la recuperación y facilitar el ajuste de la economía al escenario post-Covid, lo que a su juicio exige extender y recalibrar periódicamente algunas de las medidas ya aplicadas, que tendrán que concentrarse de manera más focalizada ahora en los colectivos de empresas, sectores, como el turismo, y grupos de población más afectados.

Además, ha subrayado que su diseño “debe permitir que se produzcan los ajustes estructurales necesarios de cara al nuevo entorno que emerja tras la pandemia”.

Sobre el autor

Artículos Relacionados