El “Brexit” podría costar 1.140 euros al año a las familias de Reino Unido

Comment Off

El "Brexit" podría costar 1.140 euros al año a las familias de Reino Unido

Según un informe elaborado por la consultora Oliver Wyman, las barreras comerciales que provocará el “brexit” podrían costar a las familias británicas hasta 1.000 libras (1.140 euros) al año.

El análisis, que será publicado la semana que viene, pero al que ha tenido acceso la cadena pública BBC, planea dos hipotéticos escenarios y sus posibles consecuencias económicas una vez el Reino Unido abandone definitivamente la Unión Europea.

En el “peor de los escenarios”, en el que los aranceles de importación serían elevados y existirían altas barreras regulatorias, el coste para la economía británica podría alcanzar las 27.000 millones de libras (30.800 millones de euros).

Además, las ganancias comerciales de los supermercados y restaurantes “podrían desaparecer” debido a la interrupción de la cadena de suministro, lo que implicaría un aumento en los costes que, probablemente, pasaría a los consumidores.

El informe sostiene que, aún bajo el “escenario más favorable” de salida en el que no existen aranceles y hay pocas barreras regulatorias, los costes seguirán aumentando debido a la burocracia.

Así, el documento sugiere que “el aumento de la documentación y las demoras en los controles aduaneros probablemente aumentarían los costes de los hogares británicos un 1 % al año o 250 libras (285 euros)”.

Este tipo de informes han sido tildados por los economistas pro-“brexit” como “alarmistas”, mientras que el Gobierno de la conservadora Theresa May ha insistido en que quiere una relación con la UE “lo más libre de fricción posible” en lo que respecta al comercio.

Uno de los responsables del estudio de Oliver Wyman, Ducan Brewer, afirmó que “aunque las consecuencias que conllevará el ‘brexit’ aún no están claras”, su análisis “demuestra que, bajo cualquier escenario, aumentarán los costes para los hogares del Reino Unido”.

Desde que los británicos votaron hace dos años por abandonar la Unión Europea (UE), el Reino Unido ha crecido cerca de un 2% por debajo de las expectativas del Banco de Inglaterra y su economía ha pasado de encabezar el G7 junto con Alemania a la cola del grupo de países más industrializados.

El PIB británico mantuvo el ritmo esperado en los dos trimestres posteriores al referéndum del 23 de junio de 2016, pero el avance se enfrió durante el año pasado, en comparación con la recuperación de la mayoría de potencias mundiales, y en el primer trimestre de 2018 el crecimiento se ha quedado en un 0,1%.

Sobre el autor

Artículos Relacionados