Nicaragua, temerosa ante la situación de Venezuela

No Comentado

Nicaragua, temerosa ante la situación de Venezuela

Nicaragua sigue muy de cerca la situación crítica que atraviesa Venezuela en estos momentos. Los productores agropecuarios, exportadores de carne, azúcar y caraotas (frijoles negros) a Venezuela, temen que las ventas sufran una caída, aunque descartan que por ahora pueda afectar el comercio bilateral.

Después de Estados Unidos, Venezuela es el segundo socio comercial de Nicaragua, y los principales sectores de venta son la carne bovina, ganado, caraota y azúcar, que representan el 15,8% de las exportaciones totales de esa nación centroamericana.

El directivo de la Unión de Agricultores y Ganaderos (UNAG), Álvaro Fiallos, ha comunicado que por el momento, las exportaciones a Venezuela han seguido su curso normal y que los contratos se están cumpliendo adecuadamente.

“Nos preocupa que nuestros hermanos estén con esas protestas (…) las autoridades venezolanas nos han dicho que esa situación no afectará los mercados ni su necesidad de importar alimentos”, declaró Fiallos.

Fiallos ha señalado que el producto que más les preocupa es la caraota. Desde el año 2003 los agricultores locales aumentaron las áreas de sembradío, y actualmente tienen un excedente de 350.000 quintales (sacos de 46,5 kilos), que podría perderse si las exportaciones se vieran paralizadas.

Ante esta situación y tomando previsiones, la gerente general de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua (Apen), Azucena Castillo, ha recomendado a los agricultores que comiencen a buscar otros mercados interesados en estos productos, ante el riesgo de que las ventas a Venezuela sufran una merma considerable.

Según Fiallos, la organización explora ya la posibilidad de ofrecer caraotas y otros productos a países como México, Colombia, República Dominicana y Cuba, para evitar una caída considerable en el sector.

El comercio entre Nicaragua y Venezuela se realiza por medio de la empresa Alba Alimentos de Nicaragua (Albalinisa), filial de Alba de Nicaragua (Albanisa), fundada en el año 2007 con el objetivo de fomentar el intercambio comercial. El acuerdo fue establecido entre el presidente Daniel Ortega y el mandatario Hugo Chávez.

En el marco de ese acuerdo, Nicaragua recibe cerca de 10 millones de barriles de petróleo al año, que le paga a Venezuela en condiciones preferenciales, incluyendo el intercambio del preciado crudo por productos agrícolas y de otros tipos.

Gracias a este convenio, Nicaragua ha podido superar el racionamiento eléctrico y la escasez de combustible.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)