CEOE: 2013 representa un punto de inflexión en la desaparición de empresas

No Comentado

 CEOE: 2013 representa un punto de inflexión en la desaparición de empresas

La Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) ha señalado que 2013 ha representado un punto de inflexión en la desaparición de empresas, tras dejar atrás la etapa “más dura” de la crisis.

De esta manera, el periodo 1999-2013 termina con un saldo positivo en cuanto a la creación y destrucción de negocios, con 86.664 empresas creadas.

Esta cifra es el resultado de un informe elaborado por la CEOE y publicado este domingo, que analiza dos periodos. El primero, desde 1999 hasta 2007, está marcado “por una tendencia expansiva” en la que se registraron 334.264 nuevas empresas. Durante el segundo, desde 2007 hasta 2013, esta tendencia cae, con 247.600 empresas menos.

En cuanto a la evolución de las empresas españolas según su tamaño, el saldo comparativo entre las dos etapas es positivo en todos los segmentos, excepto en las de 10 a 49 trabajadores, que se cierra con un saldo negativo de 13.514.

Por el contrario, los negocios de entre 1 a 9 trabajadores han cerrado con un saldo de 98.629, a pesar de que en el segundo periodo se registró la desaparición de más de 184.000 empresas. En el caso de aquellas con 50 a 249 empleados, cerraron con saldo positivo de 859 nuevos negocios y las de más de 250 con 693.

El documento también analiza el esfuerzo de contratación en las nuevas unidades productivas. En este sentido, la CEOE destaca que, pese a que el número de trabajadores inscritos en el régimen general de la Seguridad Social descendió en 2013 un 0,7% interanual, también se ha detectado aquí el final de un ciclo recesivo.

Comparando el ciclo de “bonanza” de los primeros años con las “dificultades” del segundo el saldo, el número de afiliados a la Seguridad Social es positivo con 1.679.716 trabajadores.

Desde el año 1999 la evolución más significativa se da en las empresas con más de 250 empleados, en donde se ha pasado de los 3.809.011 empleados (el 35,7% del total de los trabajadores) a 5.023.154 a finales de 2013 (el 42,2% del total).

Del mismo modo, la CEOE destaca que todos los regímenes de trabajadores experimentan saldo positivo en la variación entre 1999 y 2013 y que, pese a la contracción del PIB de un 1,2%, todos los segmentos de las empresas han reducido el ritmo de caída de los trabajadores empleados.

En el análisis también se tiene en cuenta la variación del número de empresas que declaran el Impuesto de Sociedades. Entre 2007 y 2011 (el último año disponible) el número de negocios declarantes aumentó un 0,6%, “pese a vivir la época más dura de coyuntura económica”, ha destacado la CEOE. Según apunta, en 2007 había 1.143.095 empresas declarantes y la cifra ascendió a 1.421.420 organizaciones en 2011.

Entre 2008 y 2011 el número de empresas con base imponible positiva que más descendió fue el de las situadas entre los 10 y los 99 empleados (-34,4%). Por el contrario, el que menos se redujo fue el de las grandes empresas (-10,5%).

Por último, el estudio de la CEOE señala que la cifra de empresarios y profesionales que hicieron la declaración del IRPF creció un 8,6% en el período comprendido entre 2002 y 2011, a pesar del recorte producido por el inicio de la crisis de 2007. Asimismo, el número de empresarios y empresas que declararon el IVA  aumentó un 12,6% durante el mismo período, incluso contando con el recorte del comienzo de la recesión.

 

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)