Puerto Rico apuesta por reformas para reactivar su economía en 2015

No Comentado

CAF: el crecimiento de América Latina depende de la formación e innovación

 

Puerto Rico ha trabajado todo el año 2014 para recortar gastos y reactivar su malograda economía, bajo la presión de quedarse sin liquidez en cualquier momento y requerir un rescate de Estados Unidos, con el que no termina de aclarar su relación política. El país también ha tenido que enfrentar que su deuda caía a “bono basura”.

Muchas han sido las medidas que ha aplicado ”la isla del encanto” para lograr sus objetivos; desde reducir las pensiones de los maestros, retrasar su retiro y cerrar un centenar de escuelas, hasta declarar una emergencia fiscal en junio que dio vía libre para exigir todo tipo de recortes, el Gobierno no ha parado este año de buscar vías para rebajar el gasto público.

Sin embargo, el estado de Puerto Rico ha evitado despedir empleados públicos de forma masiva, pese a que es el Estado el mayor empleador de la isla. Uno de los ejemplos más notorios es el de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), monstruosamente endeudada y al borde de la quiebra.

Expertos han afirmado que los grandes retos de cara a 2015 son conseguir liquidez para seguir pagando la creciente deuda con Wall Street (o rendirse y negociar quitas), rebajar el elevado coste de la electricidad (que entorpece el crecimiento de negocios locales) y mantener el buen ritmo en la reducción de la criminalidad, vinculada en más de un 70 % al narcotráfico.

Las esperanzas están puestas en una prometida reforma fiscal que combata la evasión y la enorme economía sumergida, el impulso del turismo (sólo supone el 7 % del PIB) y, sobre todo, los atractivos incentivos fiscales diseñados para atraer nuevos residentes interesados en invertir en la isla.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)