El PIB de la OCDE rebotó un 9% en el tercer trimestre

Comment Off

El PIB de la OCDE rebotó un 9% en el tercer trimestre

El producto interior bruto (PIB) de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) registró en el tercer trimestre un rebote del 9%, después de haberse desplomado un 10,6% entre abril y junio, y de caer un 1,9% en los primeros tres meses de 2020, según informó el ‘think tank’ de los países avanzados, que advirtió de que la economía del bloque aún está un 4,3% por debajo del nivel anterior a la pandemia.

Entre los países cuyos datos estaban disponibles, Francia registró el mayor rebote económico en el tercer trimestre, con una expansión del 18,2%, por delante de España, con un crecimiento del 16,7%, y de Italia, con un crecimiento del 16,1%.

A pesar del fuerte rebote del PIB entre julio y septiembre, en los nueve primeros meses de 2020 la economía de la OCDE aún acumula una caída del 4,3%, incluyendo una contracción del 4,4% de la UE y de la zona euro, mientras que en el caso de Estados Unidos el PIB aún está un 3,5% por debajo del nivel previo a la crisis y en Japón, un 4,2%.

En el caso del Reino Unido, el crecimiento del PIB en el tercer trimestre alcanzó un récord del 15,5%, tras el desplome del 19,8% del segundo trimestre y del 2,5% en los tres primeros meses de 2020, aunque en los nueve primeros meses del año aún acumula una caída del 9,7%.

Por otra parte, la OCDE cree que Europa no ha sabido hacer frente a la pandemia de coronavirus, como se ha hecho en otros países como Corea del Sur o Nueva Zelanda. La organización internacional ha asegurado que los países europeos afectados por el primer brote actuaron cuando ya existía transmisión comunitaria.

Así lo ha certificado en un informe sobre el estado de la Sanidad en Europa publicado este jueves, en el que ha analizado las respuestas a la emergencia sanitaria y otras cuestiones como la incidencia de la obesidad, el tabaquismo o la contaminación en la salud pública y la economía europeas.

La OCDE ha insistido en la importancia de una rápida aplicación de medidas para frenar los contagios y minimizar el impacto económico. A ese respecto, ha apuntado que los países que fueron golpeados primero por la epidemia aplicaron estrategias de mitigación y contención en un momento en el que ya existía transmisión comunitaria.

Por ejemplo, se cerraron los espacios públicos menos de diez días antes de que el país alcanzara el umbral de diez muertes por millón de habitantes en Italia (un día), España (cuatro días), Francia (siete días), Bélgica (siete días) y el Reino Unido (diez días).

En cambio, Hungría, Lituania, Polonia, Letonia y la República Eslovaca pudieron aplicar medidas antes de alcanzar esas cifras. “El hecho de haber podido aprender de las experiencias de los países afectados por primera vez por el COVID-19 parece haber ayudado a esos países a controlar el primer brote de la pandemia”, ha señalado.

Sobre el autor

Artículos Relacionados