Ceprede prevé que el PIB español baje un 10,8% este año

Comment Off

Ceprede prevé que el PIB español baje un 10,8% este año

 

El Centro de Predicción Económica (Ceprede) estima que el PIB español bajará un 10,8% en el presente año, como resultado del impacto de la pandemia del coronavirus. Asimismo, cree que repuntará un 8,7% en 2021, con una tasa de paro que pasará del 15,7% al 16% en 2021, mientras que el déficit público se situará en el 10,4% del PIB en 2020, y en el 5,9% del PIB en 2021.

Estas son las últimas previsiones realizadas por Ceprede, que ha celebrado su junta semestral, en la que más de la mitad de las opiniones (56%) apuestan por una recuperación de los niveles de PIB previos a la crisis del Covid más allá del segundo semestre de 2022, frente a un 32% que augura que llegará a principios de 2022 y solo un 12% en la segunda mitad de 2021.

De cara al 2021, y asumiendo una progresiva desaparición de las restricciones a la movilidad señala que cabría esperar una recuperación progresiva de los niveles de actividad que se situarían, a finales de dicho año, en unos niveles similares a los de 2019.

Concretamente, prevé una caída del PIB del 10,8% este año, un repunte económico del 8,7% en 2021 y un alza del 5,2%. A más largo plazo, en el periodo 2023-2027, augura un avance de la economía española del 1,8%.

De esta forma, la tasa de paro, calculada sobre los datos de la EPA, se habría elevado hasta el entorno del 16,3% en el tercer trimestre del año, y Ceprede estima que en el conjunto del año se situará en el 15,7%, para subir el próximo ejercicio al 16% y descender al 14,8% en 2022.

En paralelo, el empleo cederá un 7,5% el presente ejercicio, pero subirá un 4,8% y un 2,5% los dos siguientes años. De su lado, la inflación se situaría en el 0,7% este año y se más que duplicaría el próximo ejercicio, hasta el 1,6%.

Respecto al déficit público, calcula un aumento de este desequilibrio hasta el 10,4% del PIB este año, si bien descendería al 5,9% en 2021 y al 4,2% en 2022.

Ceprede predice por otra parte una reactivación de los costes energéticos a corto plazo, como resultado de la recuperación de los precios del petróleo, y también de los productos industriales, por la reactivación de la demanda internacional. Respecto a los costes salariales y a los costes financieros, se mantendrán en niveles “muy moderados”.

Sobre el autor

Artículos Relacionados