Arabia Saudita y Rusia compiten para convertirse en el principal proveedor de crudo de China

Comment Off

Arabia Saudita y Rusia compiten para convertirse en el principal proveedor de crudo de China

Arabia Saudita y Rusia están compitiendo para convertirse en el principal proveedor de petróleo de China.

Riad, que fue el principal proveedor de China el año pasado, exportó entre 1,6 millones y 1,7 millones de barriles por día (bpd) de enero a noviembre de 2020, gracias al impulso prestado por los fuertes recortes de precios del crudo saudí este mes. Estas cifras muestran que está alcanzando a Rusia, que ha exportado alrededor de 1,7 millones de bpd de petróleo a China en lo que va de 2020, con Irak en tercer lugar con cerca de 1,2 millones de bpd.

Este año, la industria petrolera se ha visto muy afectada, porque el coronavirus interrumpió la actividad empresarial y prácticamente paralizó la industria de viajes.

China, el principal importador mundial de crudo, es uno de los pocos países que subieron sus compras en 2020, porque los compradores aprovecharon al máximo los precios bajos a principios de año, mientras que la demanda de combustible se recuperó del segundo trimestre junto con la economía en general.

Serena Huang, analista de Vortexa, ha comentado que “parece que Rusia ha desplazado a Arabia Saudita para hacerse con el primer puesto este año. Es una carrera codo a codo y queda por ver quién será el ganador final”.

Se espera que el volumen de crudo saudí que llegue a China en noviembre alcance entre 2,13 y 2,24 millones de bpd, en comparación con un récord de 2,1 millones a 2,14 millones de bpd en mayo. Los analistas han recordado que esto sería casi el doble de sus estimaciones de volumen para octubre.

El alza se produce cuando Saudi Aramco recortó los precios del crudo para clientes asiáticos en octubre.

En comparación, se espera que ingresen a China 1,49 millones de bpd de crudo ruso este mes, por debajo de los 1,55 millones de bpd de octubre.

Emma Li, analista de Refinitiv, ha dicho que la mayor parte del crudo incremental que llega en noviembre a China desde Arabia Saudita, el principal exportador petrolero mundial, ingresa a través de puertos en las ciudades de Quanzhou, Zhanjiang, Zhoushan y Ningbo.

Por otro lado, Alexander Booth, analista de Kpler, ha comentado que “la congestión está comenzando a aumentar nuevamente en los puertos chinos, por lo que puede pasarse algo a diciembre, pero el panorama general seguirá siendo el mismo”, y ha incluido envíos a través de Myanmar en sus estimaciones para las importaciones de crudo chinas.

Sobre el autor

Artículos Relacionados