Fin del impuesto para la reunificación alemana

Comment Off

Fin del impuesto para la reunificación alemana

El Parlamento alemán ha fijado para el primero de enero de 2021 la fecha de caducidad del impuesto de solidaridad, introducido hace 28 años para apoyar la reunificación del país, cuyas regiones del Este, en las que sin embargo no se espera un gran impacto por la decisión, siguen a la zaga del Oeste por problemas estructurales.

Dicho gravamen -un 5,5 % del impuesto sobre la renta y de sociedades- pretendía en sus orígenes sufragar los gastos extraordinarios ocasionados por la reunificación.

Ahora, según decidió esta semana el Bundestag, el 90 % de los contribuyentes alemanes con menos ingresos dejarán de pagar esta tasa, mientras que las empresas seguirán abonándolo como parte del impuesto de sociedades.

Con todo, el Ministerio de Finanzas prevé que la eliminación parcial del impuesto conlleve para las arcas públicas una pérdida de 10.900 millones de euros.

La correlación entre lo recaudado en las últimas décadas y las cantidades invertidas realmente en el Este alemán es difícil de establecer, por lo que el impuesto ha sido blanco de numerosas críticas.

Según fuentes del Ministerio de Finanzas, entre 1991 y 2010 el impuesto de solidaridad ha proporcionado a las arcas públicas 340.000 millones de euros

A través de este mecanismo de redistribución extraordinario, conocido como “pacto de solidaridad”, han fluido hacia el Este 200.000 millones en este periodo, aunque el coste total de la reunificación sea más elevado.

En los últimos años, con el aumento de los salarios y la disminución gradual de las ayudas para el Este, la diferencia entre ingresos y gastos se ha disparado.

Así, en 2019 el estado ingresó 19.400 millones de euros gracias al impuesto de solidaridad, pero sólo destinó unos 1.800 millones en inversiones extraordinarias para el Este.

El ministro de Finanzas, el socialdemócrata Olaf Scholz, destacó que la eliminación del impuesto pone de relieve el éxito de la reunificación, enfatizando sin embargo la necesidad de que la “solidaridad” continúe.

Sobre el autor

Artículos Relacionados