La banca prosigue con la firma de hipotecas con normalidad

Comment Off

La banca prosigue con la firma de hipotecas con normalidad

Los principales bancos han mantenido la firma de hipotecas con total normalidad, de forma que, en tanto el Tribunal Supremo fije un criterio definitivo, continuarán aplicando el establecido antes de que se hiciera pública la polémica sentencia del pasado jueves.

Aunque la pestaña de hipotecas de las páginas webs de entidades como BBVA, Banco Santander o Bankia continúan inactivas, ya que no saben muy bien qué información ofrecer al cliente, la firma de hipotecas mantiene la operativa con normalidad.

De esta forma, en la mayoría de casos firmados durante estos días de incertidumbre, será el cliente el que asumirá el Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados en las escrituras públicas de préstamo con garantía hipotecaria, mientras que en otros se establecerá en la provisión de gastos hipotecarios a la espera de una aclaración del alto tribunal.

Así, en caso de que finalmente el Supremo se reafirme en su sentencia del jueves, los bancos deberán devolver el impuesto y cambiar su operativa, lo que posiblemente podría llevar a un encarecimiento de las hipotecas.

La gran banca ya había comenzado a revisar su política de precios en la comercialización de hipotecas como anticipo al posible escenario en el que es a las entidades financieras a las que les corresponde pagar dicho gravamen.

El alto tribunal, cuyo ponente fue el magistrado Jesús Cudero, interpretó el texto refundido de la ley del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP) y Actos Jurídicos Documentados (AJD) y su reglamento y concluyó el pasado jueves en sentencia firme que no es el prestatario el sujeto pasivo de este último impuesto en las escrituras notariales de préstamo con garantía hipotecaria (como su jurisprudencia anterior sostenía), sino la entidad que presta la suma correspondiente.

No obstante, menos de 24 horas después el Supremo decidió convocar al Pleno para confirmar o anular la jurisprudencia recogida en dicha sentencia, por tratarte la decisión de un “giro radical” y habida cuenta de “su enorme repercusión económica y social”.

Si el sector ya cuenta con una estrecha rentabilidad dado el entorno de tipos de interés en mínimos históricos o una elevada competitividad comercial, entre otros aspectos, tener que asumir un nuevo impuesto que hasta ahora lo venía abonando el cliente supone un duro golpe a su cuenta de resultados.

Sobre el autor

Artículos Relacionados