La reunión del BCE mantiene pendientes a los mercados

No Comentado

La reunión del BCE mantiene pendientes a los mercados

Los ojos de los mercados están puestos en la reunión que mantendrá el próximo jueves el Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE), en la que se espera que la entidad anuncie su decisión sobre la retirada gradual de su programa de estímulos monetarios.

El presidente del BCE, Mario Draghi, dijo que sería en su cita de octubre cuando el máximo órgano rector del banco decida sobre la continuación o no de su política de compra de deuda pública y privada, que mantiene desde hace dos años y medio y a la que muchos atribuyen buena parte de la recuperación económica de la eurozona.

El Consejo de Gobierno -integrado por los gobernadores de los bancos centrales de los 19 países del área y los seis miembros del Comité Ejecutivo de la entidad- ya debatió en su encuentro de septiembre las diferentes alternativas en relación con el “ritmo y la duración” el próximo año de sus adquisiciones, que hasta finales de 2017 seguirán siendo de 60.000 millones de euros al mes.

Según los analistas, se plantean tres principales escenarios entre los que podría optar el BCE para prolongar su programa de inyección de liquidez a partir de enero de 2018.

El primero sería reducir sus compras mensuales a la mitad (30.000 millones de euros) y mantener la vigencia del programa hasta septiembre del año próximo.

Otra opción sobre la mesa de los directivos de la autoridad monetaria es la de comprar 40.000 millones de euros durante seis meses o incluso por más tiempo.

Y el tercer escenario supondría reducir el volumen de adquisiciones a 20.000 millones de euros y prolongarlas hasta diciembre de 2018.

Uno de los problemas a los que se enfrenta el banco europeo son los límites que el mismo se ha impuesto para adquirir deuda pública -en la que se concentra la gran mayoría de sus compras- por lo que podría quedarse sin más bonos para comprar.

Según las normas del programa de expansión cuantitativa -QE por sus siglas en inglés (Quantitativ easing)-, el BCE solo puede quedarse como máximo con un tercio de la deuda disponible de cada país de la eurozona y siempre en función del capital que cada uno de ellos aporta al banco.

Optar por una opción más prolongada en el tiempo y de un volumen menor permitiría contar con mayor oferta de deuda pública disponible y facilitaría además un margen de maniobra para aumentar la cantidad de compras si las condiciones se deterioran, por lo que algunos analistas apuntan a este escenario como uno de los más probables.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)

Twitter

El Ibex cede el 0,32% y pierde los 10.000 puntos al cierre noticiasbancarias.com/bolsa/2…

Hace alrededor de 4 horas del Twitter de Noticias Bancarias vía NB_WordPress