Chamberí y Salamanca, los barrios más caros de Madrid

Comment Off

Chamberí y Salamanca, los barrios más caros de Madrid

Chamberí y Salamanca son los barrios más caros de Madrid, con un precio medio de 7.000 eu­ros por metro cuadrado, de acuerdo con un es­tudio rea­li­zado por Barnes.

La in­mo­bi­liaria ha asegurado que Madrid se ha con­so­li­dado como una de las capitales más fuertes de Europa en cuanto a in­ver­sión de pro­pie­dades de lujo.

En Chamberí, los precios de las propiedades más exclusivas han crecido en lo que va de año un 15% interanual, mientras que en Salamanca ha sido del 8%.

La inversión media por parte de los compradores de vivienda de lujo en estos distritos oscila entre los 600.000 euros y los 2,5 millones de euros.

Entre las zonas más demandadas de Chamberí se encuentran los barrios de Almagro y Trafalgar, en Madrid, donde los precios de las propiedades se encuentran entre los 8.000 y los 10.000 euros por metro cuadrado. En este rango de precios también oscilan las viviendas ubicadas en los barrios de la Castellana y Goya.

El aumento del protagonismo del comprador local ha traído como consecuencia que el 70% de la demanda de este tipo de vivienda en estas zonas de Madrid sea nacional, mientras que el 30% es extranjera, proveniente principalmente de América Latina y Asia.

Entre los requisitos más solicitados destacan que este tipo de propiedades tengan entre 200 y 500 metros cuadrados con un mínimo de cuatro habitaciones, que tengan altura, luminosidad, vistas, ubicación céntrica y seguridad.

De acuerdo a lo que ha explicado Barnes, la ubicación, las características del parque de viviendas, la seguridad, el patrimonio histórico de la ciudad y la buena comunicación con los puntos culturales de mayor interés convierten a este tipo de barrios en la principal atracción, no sólo para los compradores nacionales, sino también para los internacionales.

Por otro lado, Anna Molgó, la directora de la zona de oficinas de Barnes en Madrid, ha señalado que la demanda internacional está creciendo debido a la estabilidad económica, la competitividad de los precios y las buenas conexiones aéreas con el resto de los países de Europa y el mundo.

Sobre el autor

Artículos Relacionados