El déficit comercial se reduce un 68,8%

No Comentado

 El déficit comercial se reduce un 68,8%

El déficit comercial se ha reducido un 68,8% en el primer semestre del año, situándose en 5.824,4 millones de euros, fundamentalmente gracias al récord alcanzado por las exportaciones españolas, que supusieron 118.722 millones de euros, la mejor cifra semestral desde 1971.

Así lo ha señalado este jueves pasado el secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, en rueda de prensa, en la que ha asegurado que el sector exterior sigue siendo una “fuente de noticias positivas” para la economía española.

De cara al futuro, García-Legaz ha confiado en que las exportaciones sigan creciendo a “buen ritmo” y lleguen incluso a los 240.000 millones, lo que permitiría reducir el déficit de la balanza comercial “de manera muy importante”. Así y aunque el Gobierno no espera alcanzar el superávit comercial este año, sí considera “razonable” situar el déficit en el entorno del 1% frente al 3% del año pasado.

La reducción del déficit comercial en el primer semestre se debe, fundamentalmente, al incremento del 8% de las exportaciones, aunque en ese mismo periodo las importaciones bajaron un 3,2%, hasta 124.546 millones. Sin embargo, en volumen, avanzaron un 1,2%, ya que los precios de las importaciones bajaron un 4,3%.

Según el secretario de Estado, la caída de las importaciones está ligada a la debilidad de la demanda interna sólo de “forma parcial” y se debe también al efecto sustitución de productos de fuera por productos nacionales. A su parecer, esto se puede observar muy bien en el sector del automóvil y en otros como el agroalimentario y los medicamentos.

La tasa de cobertura del primer semestre -que mide el porcentaje de importaciones que se puede pagar con las exportaciones– fue del 95,3%, 9,8 puntos por encima de la registrada en los primeros seis meses de 2012 (85,5%).

Las exportaciones aumentaron sobre todo a países no comunitarios, con un crecimiento del 13,8%. En concreto, las ventas a Asia crecieron un 18%; a África, un 17,8%; a América, un 6,2%; a América Latina, un 9,4%; y finalmente a Oceanía, un 36,3%.

Sobre todo, destacan los aumentos de las ventas a países emergentes con mayor potencial de crecimiento como Sudáfrica (+64,2%), Argelia (+31%), Brasil (+40,4%), China (+13,4%), Marruecos (+10,2%) o Estados Unidos (+5,4%).

Aun así, las exportaciones a los destinos más tradicionales avanzaron también en el conjunto del semestre. En concreto, crecieron un 4,7% en el caso de las ventas a la Unión Europea y un 3,1% en el caso de la zona euro. Con estas cifras, estas zonas geográficas bajan su participación en el total hasta el 62,2% y el 48,6%, respectivamente.

Por capítulos de exportación, el más relevante fue el de los bienes de equipo, que representó el 21,2% del total y creció a una tasa del 18,7%. A continuación, se situaron los alimentos (+6,7%) y el automóvil (+5,9%). En concreto, destaca el dinamismo de las exportaciones de aeronaves (+124,2%), maquinaria específica para la industria (+48,3%), medicamentos (+17,6%), motores (+12,5%) o aparatos de precisión (+9%).

Sólo en el mes de junio, la economía registró un déficit comercial de 106,7 millones frente a los 2.700,4 millones registrados en el mismo mes del año anterior. Además, la tasa de cobertura en dicho mes fue del 99,5%, doce puntos más que un año antes.

En concreto, las exportaciones intensificaron su ritmo de crecimiento y alcanzaron los 20.848 millones, un 10,5% más.  Por su parte, las importaciones cayeron un 2,8%, hasta los 20.955,2 millones.

Las ventas a países no comunitarios crecieron  un 2,7%, por encima de las de junio de 2012, pero la mejoría de los datos económicos de los principales socios comerciales explica la mayor contribución de estos países al crecimiento las exportaciones en  junio. Así, Reino Unido, Francia y Portugal representaron por sí solos 7,7 puntos porcentuales del aumento del 10,7% registrado por las exportaciones totales.

De esta forma, el superávit comercial de España con la Unión Europea fue de 2.173,5 millones, más de tres veces superior al del mismo mes de 2012 (654,9 millones). Con la zona euro, el superávit  se situó en 1.227, 6 millones, más de seis veces más.

Tras repasar los datos, García-Legaz  destacó tres factores que ponen de manifiesto la mejora del sector exterior español: el aumento de la base exportadora, la reducción de los costes laborales y la capacidad de la economía española de llegar a nuevos mercados.

En concreto, señaló que, hasta mayo, el número de empresas que exportan ha crecido un 9,5%, hasta 92.877 compañías, mientras que el número de empresas que exporta regularmente aumentó un 6,7%.

Asimismo, el secretario de Estado de Comercio remarcó que el superávit en la balanza por cuenta corriente se ha logrado fundamentalmente como consecuencia de la mejoría en la balanza comercial y la evolución de los servicios. Estos factores han permitido obtener un superávit financiero cercano a los 3.800 millones, hecho que  García-Legaz  ha considerado como  “muy positivo” y que refuerza la solvencia de España.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)