El Banco de Japón mantiene sin cambios su política monetaria

Comment Off

El Banco de Japón mantiene sin cambios su política monetaria

El Banco de Japón (BoJ) mantendrá sin cambios su política monetaria, que abarca tipos negativos en los depósitos, y la adquisición de deuda pública.

Estas directrices se dirigen a lograr una inflación del 2%, objetivo que aún está lejos del alcance del instituto emisor nipón, que ha vuelto a revisar a la baja sus pronósticos de subida de precios.

El máximo órgano de política monetaria del BoJ decidió por una mayoría de 7 votos contra 2 mantener una tasa de depósito del -0,1%, así como seguir adelante con sus compras de bonos por importe de 80 billones de yenes anuales (642.793 millones de euros) con el objetivo de limitar al 0% la rentabilidad de la deuda japonesa con vencimiento a diez años.

Sin embargo, las nuevas previsiones del instituto emisor japonés han vuelto a alejar la meta del objetivo de inflación, después de que la entidad haya revisado a la baja sus pronósticos de inflación para el ejercicio fiscal en curso, que concluirá el próximo 31 de marzo, así como para los dos años siguientes.

De este modo, el Banco de Japón prevé que la tasa de inflación del país despedirá el ejercicio fiscal 2018 en el 0,8%, una décima menos de lo esperado en sus pronósticos del pasado mes de octubre, mientras que confía que en el ejercicio 2019 alcance el 1,1%, frente al 1,6% anterior. Para el ejercicio 2020, la entidad ha revisado una décima a la baja su anterior proyección, hasta el 1,5%, lejos del objetivo de estabilidad de precios del banco central.

Por otro lado, el banco central japonés también ha enfriado su previsión de crecimiento, que ahora sitúa en el 0,9% para el presente ejercicio, medio punto menos de lo anticipado en octubre, mientras que ha revisado al alza en una décima su pronóstico para 2019, hasta el 0,9%, y en dos décimas el de 2020, hasta el 1%.

El Banco de Japón confía que la economía nipona “probablemente continuará la tendencia expansiva” hasta finales del ejercicio 2020 y prevé que las economías del resto del mundo mantengan en general un crecimiento firme, gracias a la demanda doméstica, tanto en las economías avanzadas como emergentes.

No obstante, la institución advierte de la necesidad de prestar atención a la evolución de eventos como las “fricciones comerciales entre EEUU y China”, lo que hará que las exportaciones japonesas mantengan su moderada tendencia al alza.

“Comparando las previsiones actuales con las anteriores, el crecimiento proyectado para 2018 es inferior, debido principalmente a los efectos de los desastres naturales del último verano, pero las proyecciones para los ejercicios fiscales de 2019 y 2020 se mantienen más o menos sin cambios”, señala el banco central.

En cuanto a la evolución de los precios, el Banco de Japón considera que las dificultades para consolidar las presiones inflacionistas están relacionadas en parte con el arraigo en la mentalidad japonesa de que salarios y precios no subirán fácilmente tras la experiencia de un prolongado periodo de bajo crecimiento y deflación.

En opinión del Banco de Japón, “comparando las actuales proyecciones de inflación con las anteriores, las nuevas previsiones son inferiores para 2019 debido principalmente al descenso de los precios del petróleo”.

Sobre el autor

Artículos Relacionados