Moody’s mejora la calificación de Cataluña

Comment Off

Moody's mejora la calificación de Cataluña

La agencia de calificación Moody’s ha mejorado la calificación de Cataluña a ‘Ba3’ con perspectiva ‘estable’, debido al impacto “limitado” de la declaración unilateral de independencia en el deterioro económico de la comunidad autónoma, y al crecimiento económico de España.

De esta manera, Moody’s sube de ‘negativa’ a ‘estable’ la perspectiva del ráting para Cataluña teniendo en cuenta el “limitado” efecto que la declaración de independencia tuvo en el crecimiento anual real del Producto Interior Bruto (PIB) en la economía catalana, que creció un 3,3% frente al 3,1% de 2017.

En este sentido, recalca que el sector de la industria, que representa el 20% del PIB de la región (frente al 16% a nivel nacional), se mantuvo “aparentemente intacto, creciendo por encima del nivel nacional” y evidenciado por un fuerte índice de producción industrial.

Además, la agencia de calificación crediticia argumenta que el crecimiento económico “positivo” en España está ayudando a la consolidación fiscal de la región, con una reducción del déficit y una mejora del perfil financiero.

Así, aunque considera que los niveles de deuda regional deberían continuar aumentando hasta 2020, señala que el fuerte crecimiento del PIB en España refuerza los ingresos fiscales catalanes “a un ritmo más rápido que el crecimiento del stock de deuda” y destaca también el “alto apoyo” recibido por parte del Gobierno de Pedro Sánchez a través del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA), que Moody’s espera que continúe.

Días atrás, la agencia de rating rebajó la calificación crediticia de Italia de Baa2 hasta Baa3, lo que la sitúa a solo un escalón del ‘bono basura’, aunque con perspectiva estable. El principal motivo que alegan es el incremento del déficit que el gobierno de Giuseppe Conte tiene previsto para los próximos años.

“La ratio de deuda pública de Italia probablemente se estabilice cerca del actual 130% del PIB en los próximos años, en lugar de comenzar a recortarse, como esperaba Moody’s“, señalan desde la agencia de calificación.

En este sentido, aunque el Ejecutivo italiano proyecta un déficit del 2,4% sobre el PIB para 2019, y del 2,1% para 2020 y 1,8% para 2021 – siempre por encima de lo exigido por la Unión Europea – , Moody’s apunta que prevé que se sitúe “cerca del 2,5% del PIB en cada uno de los tres próximos años”. Por eso, subrayan, creen que “las proyecciones del gobierno son optimistas” y que “las mayores tasas de interés probablemente amortiguarán el impacto positivo en la flexibilización fiscal”.

Sobre el autor

Artículos Relacionados