De Guindos confía en los buenos resultados de España en los test de estrés

No Comentado

De Guindos confía en los buenos resultados de España en los test de estrés

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha mostrado hoy su confianza en que la banca española obtendrá “buenos resultados” en los test de estrés europeos, cuyos resultados se publicarán el próximo domingo.

Durante su intervención en la VII Conferencia de Banca Internacional organizada por el Grupo Santander, el titular de Economía ha insistido en que las pruebas de resistencia constituyen “una oportunidad para reforzar la transparencia sobre la situación de las entidades europeas y apuntalar su solvencia, en caso necesario”.

“Sin duda, gracias a estos ejercicios aumentará la confianza en los bancos, el principal canal de transmisión de la política monetaria en Europa, lo que a su vez facilitará la provisión de crédito a la economía real”, ha dicho De Guindos.

En el caso concreto de la banca española, el ministro ha mostrado una vez más su confianza de que obtenga buenos resultados.

Según fuentes financieras consultadas por Efe, a falta de que se conozcan los resultados definitivos, al menos once bancos de seis países europeos suspenderían las pruebas de solvencia, pero ninguno de ellos es español.

El próximo domingo se espera la confirmación oficial de que todas las entidades aprueban los test, y Banca March y Kutxabank obtendrían las mejores notas.

A continuación figuraría BBVA, que podría ser incluso superado por Bankia y Catalunya Banc al considerar las medidas tomadas por las entidades tras su rescate; y seguidamente el Banco Santander

Unicaja y CaixaBank obtendrían una nota muy similar, ligeramente superior a la de Banco Sabadell, Bankinter e Ibercaja, siempre según las fuentes consultadas y a falta de la confirmación oficial.

NCG Banco, ahora rebautizado como Abanca; Banco Popular; BMN; Cajamar y Liberbank completarían la lista de entidades españolas examinadas y todas ellas aprobadas, pues son capaces de mantener una ratio de capital de al menos el 5,5 % en el peor escenario.

En este último supuesto, que en ningún caso de trata de una previsión sino de una hipótesis, el PIB de España se contraería un 0,3 % este año, un 1 % en 2015, y apenas crecería un 0,1 % en 2016.

En la Unión Europea, la contracción de la economía prevista para la región sería del 0,7 % este año y del 1,5 % el próximo, más acusada que la de España; mientras que en 2016 el PIB de la región prácticamente estaría estancado.

También se prevén nuevas turbulencias en el mercado inmobiliario español, en el que los precios de la vivienda caerían un 3,1 % este año y un 5 % en 2015 y 2016; descensos inferiores a la media de la UE, que sería del 8,7 % este año y el 14 % en los dos siguientes.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)