El IPC de Japón cae un 0,4% en agosto

Comment Off

El IPC de Japón cae un 0,4% en agosto

El Gobierno nipón ha señalado que el índice de precios al consumo (IPC) de Japón cayó un 0,4% interanual en agosto, tras dos meses plano y otros dos con caídas, debido al impacto prolongado de la pandemia de COVID-19.

Con respecto al mes anterior, el indicador, que excluye los precios de los alimentos por su alta volatilidad, retrocedió un idéntico 0,4%, según los datos publicados por la Oficina de Estadística del Ministerio del Interior y Comunicaciones.

Esta tendencia a la baja de los precios aleja las perspectivas de alcanzar el objetivo del 2 % establecido por el Banco de Japón. El país cerró 2019 con una inflación del 0,6%.

El factor que más contribuyó al retroceso del IPC en el octavo mes de 2020 fue la caída de los precios en el sector educativo, del 10,3% interanual; seguido de la reducción del coste de la cultura y el ocio (-2,4%), y de la energía (-1,9%).

Los sectores que experimentaron las mayores subidas de precios el mes pasado fueron el de la alimentación, con un encarecimiento del 2,9% interanual, y el del mobiliario, donde subieron un 2,8%.

El IPC japonés venía acumulando una racha de 39 incrementos mensuales consecutivos hasta abril y mayo, cuando se produjo una disminución interanual del 0,2% del IPC en cada mes, antes de mantenerse plano en junio y julio, y volver a caer en agosto.

El descenso está ligado al impacto prolongado de la pandemia del nuevo coronavirus, que ha reducido los niveles de consumo entre los japoneses.

Semanas atrás, la Oficina del Gabinete de Japón precisó que el producto interno bruto real ajustado estacionalmente se contrajo un 28,1%, superando el pronóstico de un 27,8% que se daba al respecto en agosto.

Japón empezó a comparar la tasa de crecimiento de su economía en 1980. De acuerdo con los registros del Gobierno nipón, la peor contracción anterior —de un 17,8% estimado— se produjo en el primer trimestre de 2009, durante la crisis financiera mundial. Con ello, varios analistas defienden que esta última contracción ha sido la peor desde la Segunda Guerra Mundial.

En términos trimestrales, la economía japonesa se contrajo un 7,9%, por encima de un 7,8% previsto anteriormente.

Japón entró en recesión en el primer trimestre de 2020, en aquel momento su contracción anual ya había alcanzado un 2,3%.

Sobre el autor

Artículos Relacionados