Francia aumenta los años necesarios para cobrar la pensión completa

No Comentado

 Francia aumenta los años necesarios para cobrar la pensión completa

El Gobierno de Francia  ha aprobado esta semana el  proyecto de ley de reforma del sistema de pensiones, por el que los años necesarios para cobrar la pensión completa pasan de 41,5 a 43, aunque mantiene la edad mínima de jubilación en los 62 años.

«Este proyecto tiene como objetivo garantizar el equilibrio de nuestro sistema de pensiones en el tiempo y hacerlo más justo», ha asegurado  el Gobierno galo, que subraya que la reforma beneficiará a todos los franceses y repartirá el esfuerzo entre todos ellos.

El Ejecutivo de François Hollande ha explicado que, para salvaguardar el sistema, el texto propone medidas inmediatas de aquí a 2020, que se repartirán entre trabajadores, empresas y pensionistas. Así, entre 2014 y 2017 se incrementarán de forma mesurada y gradual las cotizaciones de empleados y empresarios.

Asimismo, para garantizar el sistema de pensiones  a largo plazo, se aumentará entre 2020 y 2035 de 41,5 a 43 el número de años para recibir la pensión completa. Este cambio se hará de forma gradual, un trimestre cada tres años, en línea con el aumento de la esperanza de vida.

El Gobierno ha subrayado que, a diferencia de lo que ocurriría elevando la edad de jubilación mínima para cobrar un pensión completa en Francia, esta reforma evita cargar todo el esfuerzo sobre aquellos franceses que comienzan pronto a trabajar. Además, al retrasarla a 2020, no afectará a los proyectos de vida de los que están a punto de jubilarse. Por otro lado, el proyecto de ley pretende crear un sistema de pensiones más justo incluyendo avances sociales «importantes».

«El sistema de pensiones no está diseñado para corregir las desigualdades, pero debe evitar amplificarlas e intentar corregir las desigualdades más importantes de cara a la jubilación», agrega. En concreto, el texto reconoce los trabajos penosos, ya que algunas condiciones laborales reducen la esperanza de vida, hecho que el sistema de pensiones «no puede ignorar».

«Actualmente, la esperanza de vida de un ejecutivo de 35 años es seis años superior a la de un obrero de la misma edad», remarca. En esta línea, la ley también mejorará la pensión de las mujeres, que es un 30% inferior a la de los hombres, y tendrá en cuenta la situación de los jóvenes a la hora de acceder a la vida laboral para el cálculo de su pensión.

Asimismo, esta reforma pretende simplificar la accesibilidad de los franceses al sistema de pensiones  y mejorar su gestión,  además de mantener su funcionamiento en el largo plazo, su estabilidad financiera y el principio de equidad.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)