El BCE y los bancos centrales reducen las operaciones de liquidez en dólares

Comment Off

El BCE y los bancos centrales reducen las operaciones de liquidez en dólares

El Banco Central Europeo (BCE) y otros bancos centrales han tomado la decisión de reducir la frecuencia de las operaciones de suministro de liquidez en dólares, con vencimiento a siete días, de diaria a tres veces por semana porque han mejorado las condiciones de financiación en esa divisa y bajado la demanda.

El Banco de Inglaterra, el Banco de Japón, el BCE y el Banco Nacional Suizo en coordinación con la Reserva Federal (Fed) mantendrán las inyecciones de liquidez en dólares semanales con vencimiento a 84 días, informó el BCE. Este cambio operacional será efectivo a partir del 1 de julio.

Ante la necesidad de liquidez en dólares tras el estallido de la pandemia del nuevo coronavirus, la Fed acordó proporcionar dólares a los principales bancos centrales del mundo, mediante líneas “swap”, o intercambios de divisas, para cubrir las necesidades de los bancos comerciales de sus regiones.

Este tipo de operaciones son posibles gracias a las acuerdos ‘swap’ de divisas que mantienen los bancos centrales con la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed). Según han explicado este tipo de líneas sirven como “un importante respaldo de liquidez para aliviar las tensiones en los mercados de financiación globales, lo que ayuda a mitigar los efectos de tales tensiones en el suministro de crédito a los hogares y las empresas, tanto a nivel doméstico como en el extranjero”.

Días atrás, el Banco Central Europeo (BCE) cifró el exceso de liquidez en 1,956 billones de euros, del 18 de marzo al 5 de mayo, por las inyecciones de liquidez y las compras de deuda que ha acometido para afrontar los efectos de la pandemia de COVID-19.

Esta cifra supone 205.000 millones de euros más que en el periodo de referencia anterior, desde el 29 de enero al 17 de marzo de 2020, según datos del boletín económico, publicado este jueves.

El exceso de liquidez es la liquidez disponible en el sistema bancario que excede las necesidades de los bancos comerciales y se calcula como la suma de los saldos de las cuentas corrientes por encima de las exigencias de reservas mínimas y el recurso a la facilidad de depósito menos el recurso a la facilidad marginal de crédito.

Debido a la pandemia, el BCE ha mejorado las condiciones de las operaciones de financiación a plazo más largo con objetivo específico, introdujo una serie de operaciones de liquidez adicionales, que vencen el 24 de junio, y acepta más activos como garantía para prestar a los bancos.

El 12 de marzo acordó realizar de forma temporal adquisiciones netas de activos por valor de 120.000 millones de euros hasta finales de año.

Sobre el autor

Artículos Relacionados