Obama promueve la inversión en EE.UU.

No Comentado

Barack Obama, el Presidente de Estados Unidos, ha recibido en la Casa Blanca a una serie de ejecutivos cuyas compañías han escogido obtener o ampliar su presencia en esta nación.

Obama ha dado la bienvenida a los líderes de 11 empresas extranjeras y nacionales que han abierto nuevas plantas en el país o traído de regreso operaciones del extranjero. Entre los empresarios presentes destacaron Ángel Ruiz, director ejecutivo de Ericsson North America; y Carsten Spohr, presidente y director ejecutivo de Lufthansa.

Este encuentro entre ejecutivos y funcionarios de alto rango de la Casa Blanca ha formado parte de una semana dedicada a promover la inversión extranjera en Estados Unidos.

El mandatario dijo a los ejecutivos “queremos amigos que sepan que éste es un gran lugar para hacer negocios” y ha resaltado los bajos costos de energía, la fuerza laboral productiva y una economía dinámica como parte de los mayores atractivos de Estados Unidos para la inversión corporativa.

Obama destaca los efectos de la recuperación de la economía y el crecimiento laboral en un año de elecciones legislativas, mientras los ciudadanos se mantienen ansiosos por el mercado laboral y el bienestar financiero.

Jeff Zients, asesor de Obama y director del Consejo Económico Nacional, ha señalado que “el resto del mundo empieza a comprender los beneficios del Made in USA. Nuestra ventaja competitiva es muy evidente”.

El interés del Presidente de Estados Unidos por la inversión extranjera coincide con la preocupación del Congreso por una tendencia de las compañías estadounidenses a establecerse en el exterior, en parte para evitar las tasas fiscales.

Este martes, un grupo de 14 senadores introdujo una legislación que establecería una moratoria de dos años a la facultad de las corporaciones para adquirir compañías en el extranjero para poder cambiar su dirección a países con bajos impuestos.

Recientemente esta práctica se vio cuando Pfizer quiso adquirir a la farmacéutica británica AstraZeneca, lo que le puede costar al gobierno estadounidense miles de millones de dólares en ingresos fiscales perdidos.

En este sentido, los asesores de la Casa Blanca buscando atraer negocios dijeron que, como resultado de los esfuerzos de Obama para facilitar las invitaciones a compañías extranjeras, se han invertido 18.000 millones de dólares (13.159 millones de euros) en 17 estados y territorios de Estados Unidos. El programa, llamado SelectUSA, ha ayudado a unas 500 empresas desde el pasado mes de octubre.

Obama ha anunciado que sostendrá una reunión de SelectUSA en marzo del año próximo, con la meta de atraer a unas 2.500 personas de todo el mundo para discutir la creación de empleos y los atractivos de la inversión en Estados Unidos.

Según un informe elaborado por la Casa Blanca y el Departamento de Comercio, las filiales estadounidenses de compañías extranjeras pagan remuneraciones por encima del salario medio de la economía en su conjunto.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)