17 C
Madrid
viernes, abril 23, 2021
Inicio Economía y Finanzas La Fed comienza abril con cambios en las reglas de apalancamiento bancario

La Fed comienza abril con cambios en las reglas de apalancamiento bancario

La Fed comienza abril con cambios en las reglas de apalancamiento bancario

La Junta de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) ha anunciado que el cambio temporal a su ratio de apalancamiento suplementario (SLR, por sus siglas en inglés) para las entidades bancarias estadounidenses expirará el próximo 31 de marzo, tal como estaba programado.

En un comunicado, el Banco Central ha desestimado extender la regla, implementada en abril del año pasado para fomentar los préstamos bancarios en el contexto pandémico, por la que se excluía los valores del Tesoro de Estados Unidos y las reservas del Banco Central de este ratio, con el objetivo de aliviar las tensiones en el mercado del Tesoro como consecuencia de la pandemia.

La institución liderada por Jerome Powell entiende que desde que la norma entró en vigor «el mercado del Tesoro se ha estabilizado».

Sin embargo, el organismo estadounidense ha indicado que tras el reciente incremento en el suministro de reservas del Banco Central y la emisión de valores del Tesoro, la junta tendrá que abordar el actual diseño y calibre del SLR para prevenir tensiones que puedan limitar el crecimiento económico y socavar la estabilidad financiera.

De este modo, la Fed ha señalado que para garantizar que la SLR, implementada en 2014 como un requisito de capital adicional, siga siendo efectiva en un entorno de reservas más altas, pronto se someterá a la opinión pública varias modificaciones potenciales del indicador.

«La propuesta y los comentarios contribuirán a las discusiones en curso con el Departamento del Tesoro y otros reguladores sobre el trabajo futuro para garantizar la resistencia del mercado del Tesoro», ha apostillado La Fed.

Por su parte, el Comité Federal de Mercados Abiertos de la Reserva Federal (FOMC, por sus siglas en inglés) no movió ficha y mantuvo unánimemente sin cambios el precio del dinero, en un rango del 0 y el 0,25%. Sus once miembros con poder de voto tampoco alteraron el ritmo de su compra de activos, que se mantuvo en los 120.000 millones de dólares mensuales (80.000 millones en bonos del Tesoro y 40.000 millones en activos respaldados por hipotecas.

No obstante, la comitiva de dos días culminó con una actualización de las perspectivas económicas y el conocido como «dot plot», el diagrama de puntos en el que los funcionarios del banco central telegrafían el rumbo de las tasas a corto, medio y largo plazo.

Al respecto, la mediana de los 18 altos funcionarios que participan en estas proyecciones indicó que la primera subida de tipos no llegará en 2023, como ya anticipó en diciembre. De momento, 11 de los 18 funcionarios continúan situando los tipos entre el 0% y el 0,25% para entonces. Otros siete descuentan al menos una subida de tasas.

Últimas Noticias

- Advertisement -

Contenido Relacionado

- Advertisement -