Moody´s: la deuda autonómica y local seguirá creciendo en 2019

Comment Off

Moody´s: la deuda autonómica y local seguirá creciendo en 2019

La agencia de calificación crediticia Moody’s ha precisado que la deuda de las administraciones autonómicas y locales seguirá incrementándose durante 2019, debido a sus mayores necesidades de financiación.

“Es probable que los gobiernos regionales y locales españoles pidan prestado al mercado de forma más frecuente durante los próximos dos años, mayoritariamente para satisfacer sus necesidades de refinanciación”, ha asegurado el analista de Moody´s, Benedicte Andries. De esta forma, España estará entre el grupo de los únicos países de Europa que observarán incrementos en sus ratios de deuda subsoberana, en conjunto con Francia y Reino Unido.

No obstante, Moody’s, en un informe publicado esta semana, ha alertado de que los “altos volúmenes” de deuda y los “elevados” tipos de interés van a “limitar” la capacidad de los gobiernos regionales y locales europeos de incrementar su deuda con los mercados financieros y los bancos a un “coste sostenible”.

Con respecto a la deuda pública total, la calificadora de riesgos también ha advertido de que España se situará en 2019 entre el reducido grupo de países “altamente endeudados” que no disminuirán el ratio de su deuda o solo lo harán “ligeramente”, en conjunto con Francia e Italia.

Moody’s asegura, así, que la deuda del conjunto de los países de Europa se situará en 2019 en el 84% en relación con el producto interior bruto (PIB), frente al 86% del año pasado. Así, la firma ha indicado que la “mayoría” de los países de la región “probablemente no reducirá su deuda en los próximos 12 o 18 meses”.

Solamente Alemania, Malta y Países Bajos logrará en 2019 un ratio de deuda inferior al máximo que alcanzaron desde el inicio de la crisis financiera en 2008. De su lado, Grecia y Chipre serán los países que reducirán más su apalancamiento este año, mientras que Bélgica y Portugal alcanzarán “mejoras graduales”.

La agencia de calificación crediticia también ha alertado de que la desaceleración del crecimiento global, agravada por las “tensiones comerciales” y el “endurecimiento” de las condiciones financieras es un riesgo para los esfuerzos de los gobiernos por reducir su apalancamiento.

“Las posiciones fiscales estructurales se han empezado a deteriorar otra vez, limitando el espacio de maniobra de los gobiernos para apoyar la economía durante la próxima recesión”, ha subrayado Andries.

La agencia de calificación de riesgo también ha pronosticado un impacto de 500.000 millones de dólares (441.000 millones de euros) a nivel global de los posibles aranceles de hasta el 25 % que Estados Unidos estudia imponer sobre las importaciones de automóviles, según un informe publicado hoy por la compañía financiera.

Sobre el autor

Artículos Relacionados