La CNE cree que existe una estrategia de fijación de precios de carburantes

No Comentado

CNE

La Comisión Nacional de la Energía (CNE) considera que existe una “estrategia de fijación de precios común” para la gasolina y el gasóleo, y advierte de que en enero los precios antes de impuestos de ambos combustibles han recortado diferencias con respecto a otros socios de la UE, hasta situarse en posiciones elevadas.

Tanto para la gasolina como para el gasóleo, el precio mínimo de enero se registró el día 7 y el máximo el 31, y esta circunstancia indica que hay “una estrategia de fijación de precios común para los dos carburantes, con independencia de la evolución del mercado internacional”, afirma el regulador.

Estas consideraciones aparecen recogidas en el informe de enero de la CNE acerca de la distribución de carburantes en estaciones de servicio, en el que además se constata la persistencia del “efecto lunes” y se denuncia que las gasolineras de comunidades autónomas sin ‘céntimo sanitario’ podrían aprovechar la menor fiscalidad para subir los precios.

En concreto, las provincias que no aplican el tramo autonómico del impuesto de ventas minoristas, que son Aragón, País Vasco y La Rioja, presentan los precios más bajos, si bien tienen los precios más altos si se aplicase el impuesto. Por este motivo, la CNE concluye que las comunidades sin tramo autonómico “podrían estar aprovechando la fiscalidad asimétrica para aplicar precios superiores”.

Por otro lado, el margen bruto de los operadores del sector se mantuvo en enero con respecto al mes anterior y se situó en 13,3 céntimos el litro para la gasolina y en 14,9 céntimos para el gasóleo, asegura el organismo presidido por Alberto Lafuente.

Junto a esto, el informe del regulador indica que los precios antes de impuestos en España son superiores a la media de la UE. En el caso de la gasolina, los precios antes de impuestos superan en 3,6 céntimos por litro la media de la UE, después de que en enero España escalara diez posiciones en la lista de los países más caros y ocupase el quinto puesto.

En el caso del gasóleo, los precios antes de impuestos superan en 2,6 céntimos el litro la media de la UE, y España asciende cinco posiciones en el ‘ranking’, hasta el duodécimo puesto.

“La carga impositiva sobre los carburantes en España continúa siendo inferior a la de otros países de la UE. Ello continúa explicando el hecho de que los precios finales de los carburantes resulten más económicos”, señala el regulador.

El informe atribuye buena parte de las subidas de enero a la finalización de las exenciones fiscales a los biocombustibles. La gasolina se encareció en 4,1 céntimos, de los que 2,4 céntimos se debieron a la finalización de esta exención.

El precio del gasóleo registró subidas de 2,2 céntimos en enero, las primeras en tres meses. De haberse mantenido el tipo cero para los biocarburantes, el precio medio se habría reducido en 0,4 euros el litro, señala.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)