La UE acuerda limitar las comisiones por el uso de tarjetas

No Comentado

La UE acuerda limitar las comisiones por el uso de tarjetas

Los países de la Unión Europea (UE) y el Parlamento Europeo (PE) han cerrado un acuerdo por el cual las comisiones interbancarias por el uso de tarjetas de débito y crédito tendrán un límite.

El acuerdo fija un tope para las comisiones de un 0,3% y un 0,2% del valor de las transacciones para tarjetas de crédito y débito respectivamente, según ha explicado el Consejo de la UE en un comunicado.

En el caso de las tarjetas de débito de sistemas nacionales, como Servired en España, se especifica que los países podrán limitar la comisión a 5 céntimos de euro “en combinación con el tope del 0,2% “, es decir, de manera que la suma del total de comisiones que acumule al año un sistema nacional no supere ese máximo.

Esta solución se aplicará de forma general a las operaciones de pago nacionales que no se pueden distinguir bien como transacciones de débito o bien como tarjeta de crédito y a las transacciones con “tarjetas universales”, según el Consejo.

Los topes se comenzarán a aplicar en los seis meses posteriores a la entrada en vigor de la nueva normativa, para lo que tiene que ser antes aprobada formalmente por el Parlamento Europeo y el Consejo de la UE.

La comisión multilateral interbancaria (CMI o MIF, en sus siglas en inglés) es una tasa que fijan de manera colectiva los bancos miembros de un sistema de pago por tarjetas Visa, MasterCard o de esquemas nacionales.

Esta comisión es un porcentaje del abono hecho por el consumidor en un comercio, que es intercambiado entre los bancos del primero y el segundo, con el objetivo de que todos contribuyan en los costes que supone mantener el sistema de pago por tarjeta.

El banco que provee a la superficie comercial de los terminales de cobro de tarjeta transfiere esta tasa a la entidad del cliente, con el objetivo de compensar una parte de los gastos que tiene que asumir este último por la emisión de las tarjetas.

Las nuevas normas “fomentarán la competencia y facilitarán que nuevos competidores se incorporen al mercado, lo que lleva a una mayor disponibilidad de instrumentos de pago”, afirmó el Consejo en el comunicado.

Tanto el PE como la Comisión Europea (CE), responsable de la propuesta legislativa original, consideran que introducir límites a estas comisiones permitirá reducir los precios y beneficiará a los clientes.

MasterCard y Visa, los principales afectados por la nueva medida, han mostrado su oposición en reiteradas ocasiones a ello, ya que creen que aumentaría el coste de las tarjetas para los consumidores.

Las comisiones interbancarias marcan grandes diferencias entre los países de la UE, de esta manera los límites propuestos supondrán una reducción entre esa diferencia tan marcada, incluso para los países que gozan de comisiones menores a las estipuladas por la propuesta.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)