El Banco de España mantiene el colchón de capital anticíclico en el 0%

Comment Off

El Banco de España mantiene el colchón de capital anticíclico en el 0%

El Banco de España ha anunciado su decisión de mantener en el 0% el porcentaje del colchón de capital anticíclico (CCA) aplicable a las exposiciones crediticias ubicadas en España durante el primer trimestre de 2019.

El CCA es un instrumento macroprudencial que hace que las entidades de crédito acumulen un colchón, o recargo, de capital durante los períodos de crecimiento excesivo del crédito para ser utilizado en la subsiguiente fase de corrección.

De esta forma, el CCA permite reforzar la solvencia del sistema bancario durante las expansiones crediticias, que es cuando habitualmente se acumulan los riesgos, para poder hacer frente a su posterior materialización, mitigando la disminución del flujo de crédito nuevo que pudiera ocasionar. En consecuencia, este instrumento contribuye a la suavización del ciclo crediticio.

De acuerdo con la información detallada por la institución, el análisis de los indicadores de alerta de riesgo sistémico cíclico “no revela un crecimiento excesivo generalizado del crédito en España”, por lo que este diagnóstico es consistente con el mantenimiento del CCA en el 0% en la coyuntura actual.

En concreto, la última información disponible referida a junio de 2018 muestra que la brecha crédito-PIB (indicador que mide la desviación de la ratio de crédito total sobre PIB respecto a su nivel tendencial de largo plazo) registra un valor de -47,9 puntos porcentuales, cifra que se encuentra muy por debajo del nivel de 2 pp que, de acuerdo con la directriz del Comité de Supervisión Bancaria de Basilea, sigue el Banco de España como referencia para la activación de este instrumento.

De hecho, la pauta del CCA, que establece una correspondencia entre valores de la brecha crédito-PIB y porcentajes del CCA, se sitúa en el 0%.

El Banco de España señala que la brecha crédito-PIB presenta, no obstante, “importantes limitaciones estadísticas” en economías que, como la española, han presentado tendencias cambiantes en la ratio crédito-PIB en los últimos años.

Por eso, el organismo monitoriza un amplio abanico de indicadores y modelos estadísticos que permitan sintetizar la información macro-financiera disponible, de forma que las señales de alerta sobre desequilibrios financieros cíclicos puedan ser detectadas con suficiente antelación.

Sobre el autor

Artículos Relacionados