Randstad: el teletrabajo continuará con una implantación “masiva”

Comment Off

 

Randstad: el teletrabajo continuará con una implantación "masiva"

La empresa de recursos humanos Randstad prevé la implantación “masiva” del teletrabajo una vez que han sido comprobadas sus ventajas durante el confinamiento, ya que en el segundo trimestre del año se triplicó la cifra de trabajadores que habitualmente desempeña su labor desde su domicilio.

A través de un informe, Randstad analiza, a partir de datos del INE, la evolución del teletrabajo para concluir que en el segundo trimestre había más de tres millones de empleados que trabajaban más de la mitad de los días desde casa, cuando en 2019 eran menos de un millón.

Esto supone que en ese trimestre el 16,2 % de los ocupados trabajaba habitualmente desde sus casas, cuando en 2019 era el 4,8 %, la tasa más alta hasta ese momento.

La directora general de talento, cultura, marca y producto de Randstad, Raquel Larena, cree que “este modelo va a continuar implantándose de manera masiva en todos los sectores en los que los tipos de puestos de trabajo lo permiten” una vez comprobados los beneficios del teletrabajo y “una vez superadas las dudas y prejuicios que podían existir”.

En el segundo trimestre el teletrabajo habitual era más común entre las mujeres (18,7 %) que entre los hombres (14,1 %) y especialmente significativo en Madrid (26,6 %) y Cataluña (18,5 %), mientras que en Canarias no alcanzaba el 10 % de los ocupados.

Recientemente, CaixaBank Research ha estimado que la adopción del teletrabajo de manera generalizada en España podría incrementar la productividad entre un 1,4% y un 6,2%.

Así lo refleja en un artículo titulado ‘Teletrabajo y productividad: un binomio complejo’, firmado por Clàudia Canals y Oriol Carreras e incluido en el informe mensual realizado por el centro de estudios de la entidad financiera, que incluye el dossier ‘Teletrabajo, una herencia de la pandemia: desafíos y oportunidades’.

En el texto, los autores señalan que ese incremento de la productividad puede parecer “en una primera instancia, muy notable, sobre todo si tenemos en cuenta que el crecimiento promedio de la productividad española entre 2000 y 2018 fue de un modesto 0,3% anual”. Sin embargo, apuntan que “cuando uno visualiza un cambio de paradigma como el que estamos planteando, debe pensar en un cambio progresivo que podría extenderse varios años”.

Sobre el estado del teletrabajo en España, otro artículo del dossier recoge que en 2019 tan solo un 4,9% de los ocupados en España recurrían a la opción de trabajar desde casa de forma habitual, mientras que se estima que un tercio del total de los empleados españoles podría desempeñar sus ocupaciones en remoto.

En este sentido, los autores aseguran que “el teletrabajo aumenta la productividad” ya que “genera un ambiente que favorece la concentración, un menor número de paradas por turno trabajado y ahorros a la empresa en términos de coste de espacio y por una menor rotación de los trabajadores”.

Sin embargo, precisan que “para que se desarrolle todo su potencial, es necesario un cambio en la cultura empresarial que permita adecuar las tareas que se deberán llevar a término en cada ocupación a las formas de trabajar más idóneas para desempeñarlas”.

Sobre el autor

Artículos Relacionados