Turquía y Catar facilitarán el comercio bilateral

Comment Off

Turquía y Catar facilitarán el comercio bilateral

Los bancos centrales de Turquía y Catar han firmado un acuerdo de permuta de divisas (“swap”) recíproco, para facilitar el comercio bilateral a través de sus respectivas divisas.

El pacto fue suscrito en Doha por el presidente del Banco Central Turco, Murat Çetinkaya, y su homólogo catarí, Abdullah Bin Saud Al Thani.

Según la televisión publica turca TRT, se trata del “primer paso” de la concreción de la promesa que el emir de Catar, Tamim bin Hamad Al Thani, hizo la semana pasada al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, de poner en marcha un paquete de inversiones por 15.000 millones de dólares en el país euroasiático.

La primera fase del acuerdo está valorada en 3.000 millones de dólares (2.623 millones de euros).

Se espera que la línea bilateral de intercambio de liras turcas y riyales qataríes proporcione mayor liquidez y estabilidad al sistema financiero turco, golpeado por la fuerte depreciación de la moneda nacional, y contribuye a enriquecer las reservas de ambos países.

La divisa turca se ha desplomado un 25 % desde principios de mes y más del 40 % en lo que va de año.

Si bien la moneda del país euroasiático venía depreciándose desde hace meses, la reciente escalada de tensiones diplomáticas entre Ankara y Washington por la detención en Turquía de un sacerdote estadounidense que precipitó la depreciación de la lira al asustar y ahuyentar a los inversores.

Recientemente, las agencias calificadoras Standard & Poor’s (S&P) y Moody’s bajaron la nota de la deuda de Turquía, acusando el debilitamiento de la moneda turca.

S&P rebajó la nota de “BB-” a “B+”, acompañada de una perspectiva Estable, que la coloca en la categoría de inversiones consideradas muy especulativas, informó la agencia. Proyectó que el país caerá en recesión el próximo año.

Moody’s la bajó de “Ba3” a “Ba2”, citando el debilitamiento de la lira, la “creciente preocupación” por la independencia del banco central y “la ausencia de un plan claro y creíble” para atender las causas de los problemas financieros.

S&P también nombró el debilitamiento de la lira en las últimas dos semanas, altos niveles de deuda y una economía recalentada entre las razones de decisión.

La moneda turca ha sido golpeada por la presión en medio de la disputa con Estados Unidos, incluyendo la decisión del presidente Donald Trump de imponer aranceles al acero y el aluminio turcos.

Sobre el autor

Artículos Relacionados