Las exportaciones de Japón caen en junio

Comment Off

Las exportaciones de Japón caen en junio

Las exportaciones de Japón han caído en junio a un ritmo de dos dígitos por cuarto mes consecutivo.

Los expertos han señalado que estas cifras refuerzan las señales de que la crisis del coronavirus ha llevado a la economía de Japón a su peor recesión de la posguerra.

Los envíos de productos de Japón a Estados Unidos se han reducido casi a la mitad debido a la caída de la demanda de automóviles y piezas, mientras que las exportaciones a China se mantienen flojas, lo que indica la ausencia de un motor de crecimiento fuerte para la economía mundial.

Los datos del Ministerio de Finanzas (MOF) muestran que las exportaciones de Japón han caído en torno al 26,2% en junio respecto al 2019. La contracción se ha reducido ligeramente desde la caída del 28,3% del mes anterior, el peor descenso desde septiembre de 2009.

La demanda mundial de automóviles y otros bienes duraderos se ha desplomado desde marzo como consecuencia de los confinamientos que impusieron muchos países para frenar el brote del coronavirus.

Aunque muchos países han comenzado a reabrir sus economías, los analistas han explicado que los datos comerciales podrían reducir las expectativas de un rápido repunte de la demanda mundial y de una economía japonesa basada en las exportaciones, especialmente si se toma en consideración el resurgimiento de los casos de coronavirus en grandes economías como Estados Unidos, Brasil e India.

En junio, el FMI dijo que la producción mundial se iba a contraer un 4,9% este año, frente a la contracción del 3,0% que esperaba en abril. Además, predijo una recuperación más lenta en 2021, con un crecimiento del 5,4% para el año en comparación con una previsión anterior del 5,8%.

Takeshi Minami, economista jefe del Instituto de Investigación Norinchukin, ha señalado que “es probable que las exportaciones muestren oscilaciones por el momento. Si la demanda interna y externa se mantiene floja por un período prolongado, la capacidad de oferta podría reducirse, provocando un repunte en las quiebras y en la pérdida de puestos de trabajo en la última mitad de este año fiscal”.

Sobre el autor

Artículos Relacionados