S&P y Fitch reducen la perspectiva de la nota de Rusia

No Comentado

S&P y Fitch reducen la perspectiva de la nota de Rusia

Las agencias de calificación de riesgos Standard & Poor’s (S&P) y Fitch han reducido la perspectiva de la deuda soberana de Rusia de estable a negativa, a raíz de la crisis de Ucrania y la anexión de Crimea.

En opinión de ambas agencias, las crecientes tensiones geopolíticas y las eventuales consecuencias de las sanciones para su economía y sus negocios, suponen un riesgo para la calidad crediticia del país y de su deuda.

La modificación a perspectiva negativa implica la posibilidad de rebajar a corto plazo la calificación de Rusia, que actualmente está en BBB, lo que representa el penúltimo escalón antes del bono basura. Este nivel, que equivale a un suspenso, significa que es una inversión restringida a especuladores por sus riesgos elevados.

“La revisión refleja nuestra visión sobre las consecuencias económicas y financieras no anticipadas que podrían tener las sanciones de Estados Unidos y la Unión Europea sobre la solvencia de Rusia tras la incorporación de Crimea, región que la comunidad internacional considera legalmente parte de Ucrania”, afirma S&P en un comunicado remitido a sus clientes.

Fitch, por su parte, argumenta que “dado que los bancos estadounidenses y europeos, además de los inversores, se mostrarán reticentes para otorgar crédito a Rusia, el crecimiento económico seguirá ralentizándose”.

El presidente estadounidense, Barack Obama, anunció este jueves la imposición de sanciones contra sectores clave de la economía rusa, como la energía o el transporte, además de a un banco utilizado por colaboradores del Kremlin. La UE, de momento, solo ha secundado a EE UU en la ampliación de la lista negra de oligarcas rusos sancionados y ha elevado el tono de las amenazas verbales contra Rusia, mientras se reserva las decisiones de mayor calado como elemento de negociación con el Gobierno de Vladimir Putin.

A este respecto, S&P vaticina que estas no serán las últimas medidas de presión. “Creemos que la Unión Europea y Estados Unidos impondrán mayores sanciones”, asegura antes de advertir de que podrían erosionar las perspectivas de crecimiento de Rusia, que de hecho ya está sufriendo las consecuencias del conflicto tras frenar su ritmo de crecimiento al 1,3%. “El Banco Central de la Federación Rusa parece haber abandonado su política de incrementar la flexibilidad cambiaria y ha limitado las intervenciones en el mercado de tipo de cambio”, recuerda la agencia.

Además de las nuevas sanciones, otro de los factores de riesgo que las agencias citan como posibles motivos para la devaluación de la calificación de Rusia es que el Kremlin decida seguir avanzando sobre el territorio de Ucrania más allá de Crimea, anexionada esta semana a la Federación Rusa.

Por su parte, Moody’s, otra de las agencias de calificación de riesgos más importantes a nivel global, decidió el pasado 7 de marzo mantener la nota de la deuda soberana de Rusia, afirmando que el “impacto final dependerá de la duración e intensidad del conflicto”.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)