GfK: la confianza de los consumidores alemanes se mantiene estable

Comment Off

GfK: la confianza de los consumidores alemanes se mantiene estable

La confianza de los consumidores alemanes se mantuvo estable en febrero, aunque el auge del brote de coronavirus surgido en China contribuyó a incrementar la incertidumbre, de acuerdo con la información que presenta el índice GfK, que para el segundo mes del año se situó en 9,9 puntos, dos décimas más que en enero.

“El clima de los consumidores no ha sido capaz de continuar con la tendencia positiva del último mes. La expansión del coronavirus ha contribuido indudablemente a la incertidumbre entre los consumidores”, ha explicado el experto en consumo de la agencia, Rolf Bürkl.

“Una caída o detenimiento en la producción de las compañías en China provocada por el virus podría afectar también a la producción en Alemania o incluso causar una pausa total. Esto podría generar menos horas de trabajo y, posiblemente, recortes de personal, algo que no beneficiaría a la confianza de los consumidores”, ha agregado.

De este modo, las expectativas económicas de los consumidores han repuntado por segundo mes consecutivo, hasta alcanzar los 1,2 puntos, desde los -3,7 de enero.

Por el contrario, el índice de expectativas de ingresos ha caído desde los 44,6 enteros del primer mes de 2020, hasta los 41,2 de febrero. Aunque se mantienen en un “nivel elevado”, GfK ha subrayado que se encuentran 16,5 puntos por debajo de hace un año.

En lo que respecta a la propensión a comprar, el índice elaborado por la firma alemana se ha contraído hasta los 53,6 puntos, desde los 55,5 de enero, prácticamente la misma cifra que hace 12 meses.

El crecimiento económico de Alemania seguirá siendo débil en el primer trimestre de 2020, afectado por las débiles exportaciones y el brote de coronavirus en China, según ha anunciado este lunes el Bundesbank.

La economía más grande de Europa se estancó en el cuarto trimestre y se expandió solo un 0,6% en todo el año pasado a medida que su vasto sector manufacturero se encontraba en recesión, lastrando a toda la zona euro.

“Para el primer trimestre de 2020, no hay signos de un cambio fundamental en la economía de Alemania”, ha asegurado el Bundesbank. “Con la aparición del coronavirus en China a principios de 2020, se sumado una nueva capa de riesgo”.

Sobre el autor

Artículos Relacionados