21.1 C
Madrid
miércoles, mayo 25, 2022
Inicio Economía y Finanzas S&P: el BCE esperará a finales de 2023 para subir tipos

S&P: el BCE esperará a finales de 2023 para subir tipos

 

S&P: el BCE esperará a finales de 2023 para subir tipos

S&P Global Ratings ha señalado en un informe que el Banco Central Europeo (BCE) esperará a finales de 2023 para subir los tipos de interés.

Este cambio en la política monetaria de la eurozona se ha comenzado a descontar en el mercado de forma anticipada, lo que se refleja en la evolución de las rentabilidades de los bonos soberanos.

Marko Mrsnik, responsable de ratings soberanos para Europa de S&P Global, ha señalado que «en nuestra opinión el BCE esperará hasta finales de 2023 para subir los tipos, en primer lugar, los tipos de depósito» y ha destacado que la entidad puede intervenir si las condiciones empeoran.

El experto ha agregado que, aunque el mercado ya está anticipando el giro en la política monetaria y el ‘bund’ ha regresado a terreno positivo, el BCE ha reiterado su compromiso de mantener condiciones favorables.

En este sentido, Mrsnik ha dicho que «no prevemos sorpresas este año para no perjudicar el crecimiento en 2022 y pensamos que será paciente».

Desde S&P han señalado que gracias a la flexibilidad que tiene el BCE para tomar medidas para evitar la fragmentación financiera en la eurozona y mantener unas condiciones favorables de financiación, no prevén un impacto severo en el corto plazo para los soberanos del proceso de retirada o ‘tapering’ por parte de la BCE, cuya intervención durante la crisis, junto a las medidas de gobiernos nacionales e instituciones europeas, explica por qué no hubo rebajas de ratings.

Además, S&P ha subrayado que «la estructura de la deuda en el medio y largo plazo es muy favorable para los emisores soberanos del euro, incluido España, por lo que el impacto de una subida no sería muy importante para afectar a los intereses pagados por la deuda, ya que los Estados siguen refinanciándose a condiciones mejores que hace 2 o 3 años».

Esta semana, Christine Lagarde, la presidenta del BCE, ha señalado que el diferente momento de la recuperación económica en el que se encuentran las economías de la eurozona y de Estados Unidos explica el por qué el BCE no responde con la misma rapidez que la Fed ante la aceleración de la inflación.

En este sentido, Lagarde ha explicado que «el ciclo de la recuperación económica en EE.UU. está por delante del de Europa. Por lo tanto, tenemos todas las razones para no actuar tan rápidamente como uno puede imaginar que lo haría la Fed. No podemos actuar de inmediato. Si subo las tasas de interés, esto tendrá un efecto dentro de 6 a 9 meses. El tiempo que se tarda en descender por la cadena de financiación. Pero estamos ralentizando el crecimiento».

Últimas Noticias

- Advertisement -

Contenido Relacionado

- Advertisement -