El Gobierno de China confía en que el crecimiento industrial se estabilizará

Comment Off

 

Aumento récord de la actividad manufacturera de China en noviembre

El Gobierno de China confía en que el crecimiento industrial se estabilizará este año, a pesar de las presiones que sufre el sector, gracias al apoyo de los recortes fiscales y el amplio apoyo político.

El Ministro de Industria y Tecnologías de la Información ha explicado que la producción industrial de China ha superado las expectativas al crecer un 6,9% el mes de diciembre en comparación al año anterior, el ritmo más fuerte en nueve meses, llevando la expansión de todo el año 2019 al 5,7%, dentro del objetivo del gobierno de un rango del 5,5-6,0%.

El crecimiento de China se ha enfriado hasta alcanzar el 6,1% en 2019, su nivel más bajo en casi 30 años en medio de una guerra comercial con los Estados Unidos, y se espera que este año haya más estímulos a medida que el Gobierno trabaja para impulsar la lenta demanda interna.

Miao Wei ha dicho en una conferencia de prensa que “mirando al 2020, el desarrollo industrial se enfrenta a muchas dificultades y riesgos. La presión para estabilizar el crecimiento industrial sigue siendo grande”.

Sin embargo, el Gobierno podrá “asegurar el suave funcionamiento de la economía industrial” este año, porque los grandes recortes fiscales y los esfuerzos de política para aliviar las tensiones de la financiación corporativa han comenzado a ganar fuerza.

El Gobierno de Pekín tiene previsto seguir implementando medidas de reducción de impuestos y tasas este año, centrándose sobre todo en el sector manufacturero.

Miao Wei también ha señalado que los recortes de impuestos y tasas han superado los 2 billones de yuanes (292.030 millones de euros) en 2019.

Además, ha agregado que China va a aumentar la inversión en investigación y desarrollo y utilizará otros incentivos políticos con el objetivo de ayudar a promover la innovación y mejorar el sector manufacturero.

China ha dado la bienvenida a las empresas extranjeras para que participen en la construcción de sus redes 5G y se opone a politizar la tecnología, en una aparente crítica a las medidas de Washington contra Huawei, el fabricante más grande del mundo de equipos de redes de telefonía móvil.

Washington trata de persuadir a Reino Unido para que no utilice los equipos de Huawei en la actualización de su red de telecomunicaciones.

Para finalizar, Miao ha asegurado que China está analizando la posibilidad de posponer la reducción de las subvenciones a vehículos impulsados por nuevas energías.

Sobre el autor

Artículos Relacionados