El BCE inyecta liquidez a la banca por 3.400 millones

Comment Off

El BCE inyecta liquidez a la banca por 3.400 millones

El Banco Central Europeo (BCE) ha dado inicio a su nuevo programa de préstamos a largo plazo para la banca (TLTRO III).

La institución europea recibió órdenes por 3.400 millones de euros, una cantidad que los expertos han calificado de “inesperadamente débil”, frente a unos pronósticos que se acercaban incluso a los 100.000 millones de euros.

Sólo 28 bancos solicitaron recursos a la institución europea, frente a la media de 360 entidades que acudieron, de media, a las cuatro subastas del anterior programa (TLTRO II). Como ha adelantado EXPANSIÓN, los bancos españoles renunciaron en bloque pedir liquidez al BCE.

La operación de la institución con sede en Fráncfort se salda, en lugar de con un estímulo, como fue anunciado el pasado jueves en la última cumbre de política monetaria, con un drenaje de liquidez. La semana pasada los bancos comunicaron su deseo de amortizar anticipadamente casi 32.000 millones de euros que tomaron en el marco del anterior programa, lo que teniendo en cuenta el bajo volumen de nuevos recursos, deja al mercado con un saldo negativo de más de 28.000 millones de euros.

“No estamos seguros de que este fuera el plan del BCE“, indica Frederik Ducrozet, economista de Pictet WM, que sostiene que podría ser un resultado de “difícil digestión para los mercados”.

El bajo volumen de órdenes se ha producido incluso pese a las condiciones ofrecidas por el BCE y que muchas entidades han calificado de “extraordinarias”. Pidiendo prestado al BCE en el marco de este nuevo programa, las entidades optan a un préstamo a tres años con tipo al 0% que, sin embargo, se puede convertir en un -0,5% si cumplen ciertas condiciones. Para optar a esa bonificación, las entidades deben aumentar el volumen de préstamos concedidos a la economía real, es decir, a las empresas y las familias de la zona euro. Con ello, los bancos pueden ganar dinero por pedir prestado y mitigar los efectos de los tipos bajos en sus márgenes.

Los bancos adelantaron la cifra de devoluciones de la TLTRO II sin saber que las condiciones de la TLTRO III serían notablemente más ventajosas. No sabían, por ello, que se abriría un escenario donde sería atractivo tener mayores necesidades de financiación, por lo que las entidades planificaron unas amortizaciones que apenas redujeron los altos niveles de liquidez que poseían.

Sobre el autor

Artículos Relacionados