FMI: la recuperación de la eurozona supera su punto máximo

Comment Off

FMI: la recuperación de la eurozona supera su punto máximo

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha asegurado que la recuperación económica en la zona euro ha superado su punto más alto, teniendo en cuenta la ralentización del crecimiento que, en el primer trimestre de 2018, fue de un 0,4% del PIB, frente al 0,7% del mismo periodo de 2017.

Según se desprende del informe anual que realiza la institución financiera, conocido como ‘Artículo IV’, aunque el menor crecimiento de enero a marzo se debe al mal tiempo invernal, las huelgas y las vacaciones de Semana Santa, otros indicadores apuntan a que el segundo trimestre seguirá el mismo recorrido. En concreto, los técnicos del FMI han citado la producción industrial, el Indicador del Sentimiento Económico de la UE o el índice PMI.

Esta desaceleración de la eurozona fue la que llevó al FMI a rebajar las estimaciones de crecimiento al 2,2% en 2018 (dos décimas menos) y al 1,9% en 2019 (una décima menos) en su informe ‘Perspectiva Económica Mundial’ presentado esta semana. No obstante, la institución ha afirmado que existen “buenas razones” para esperar que el impulso de la recuperación dure. “El consumo seguirá firme, apoyado en la sólida creación de empleo y en un aumento gradual en los salarios”, ha indicado.

Con respecto a la inflación, el criterio del FMI difiere con respecto al del Banco Central Europeo. La autoridad financiera presidida por Mario Draghi ha señalado que empezará a debatir la subida de los tipos de interés a partir de verano de 2019, que es cuando la inflación convergerá, previsiblemente, con el objetivo del BCE de situarse cerca pero debajo del 2%. En cambio, el FMI ha señalado en el ‘Artículo IV’ que la inflación no llegará a esa meta “hasta dentro de varios años”.

“Los cambios demográficos, el bajo crecimiento de la productividad y el legado de la crisis seguirán ejerciendo resistencia”, ha advertido el organismo con sede en Washington. “Es probable que la inversión en infraestructuras para la mejora de la productividad se vea frenada por la escasez de espacio fiscal en los países con altos niveles de deuda y por una excesiva precaución en los países con balances sólidos”, ha añadido.

En opinión del FMI, dado que los países mucha deuda no se han centrado en reducirla en los años en los que el crecimiento ha sido elevado, se han quedado con un “espacio fiscal insuficiente” para poder responder adecuadamente a la próxima crisis económica.

Estos retos, unidos a las “tensiones comerciales” y a las “incertidumbres relacionadas con el Brexit” van a provocar que el crecimiento del PIB de la eurozona se acabe estabilizando a medio plazo en el entorno del 1,5%.

Sobre el autor

Artículos Relacionados