La AHE prevé un menor crecimiento de las hipotecas a tipo fijo

Comment Off

La AHE prevé un menor crecimiento de las hipotecas a tipo fijo

La Asociación Hipotecaria Española (AHE) prevé un menor crecimiento de las hipotecas a tipo fijo, y ha señalado que este comportamiento se podría mantener debido a las últimas medidas adoptadas por los bancos centrales para hacer frente al impacto del brote del coronavirus.

En todo caso, los préstamos a tipo fijo siguen creciendo en detrimento de los firmados a tipo variable. Hoy en día, representan el 16% de la cartera de las entidades, mientras que los contratos formalizados a tipo variable se han elevado hasta el 84,1%.

Si se compara con la distribución de la cartera a finales de 2015, el saldo de los préstamos vivos con un tipo de interés fijo apenas superaba el 4,5%. Desde entonces, ha experimentado un aumento de casi 12 puntos porcentuales.

En un informe que ha sido publicado esta semana, la asociación ha hecho referencia a la nueva ley hipotecaria, en la que “no parece clara” la incentivación de los fijos al mantener vigente la compensación económica por riesgo de tipo de interés.

Los volúmenes de nueva actividad hipotecaria muestran un “peor” comportamiento en su tendencia al alza durante 2019 debido a la implementación de la ley hipotecaria, que generó un aplazamiento en la aprobación de una gran parte de las operaciones crediticias.

Esa actividad ha estimulado el proceso de desendeudamiento que comenzó hace diez años en economías familiares y sociedades no financieras, experimentando la cartera hipotecaria objeto de análisis un descenso del 2,6% en el último trimestre de 2019, hasta situar su saldo en 466.472 millones de euros.

Por otro lado, la AHE ha destacado que el sector asistió en 2019 a un saneamiento generalizado de la cartera, no sólo en la residencial sino también en la comercial.

De acuerdo a lo que ha explicado la AHE, esta mejora de las exposiciones de riesgo es clave para el sector, máxime en un contexto de presión sobre los márgenes, pues actúa de forma positiva sobre los niveles de capitalización, rentabilidad y eficiencia, que exige la Autoridad Bancaria Europea (EBA) para que la industria pueda hacer frente a posibles desajustes derivados de un eventual escenario de incertidumbre.

Sobre el autor

Artículos Relacionados