El interés del bono español a diez años se relaja

Comment Off

El interés del bono español a diez años se relaja

La rentabilidad exigida en el mercado secundario a los bonos españoles a diez años se situaba este jueves en el 0,81%, significativamente por debajo del 1,22% del cierre de la sesión de ayer, después de que a última hora, tras una reunión de urgencia del Consejo de Gobierno, el Banco Central Europeo (BCE) anunciase la creación de un programa de emergencia de compra de bonos por importe de 750.000 millones de euros para combatir el impacto de la epidemia de coronavirus.

Por su parte, el bono alemán con vencimiento a diez años también registraba un descenso del rendimiento, aunque de menor intensidad que en el caso de la deuda periférica, ofreciendo un interés negativo del 0,34%. De este modo, el diferencial del bono español respecto del ‘bund’ se reducía hasta los 115 puntos básicos, después de haber llegado ayer a superar los 160 puntos básicos.

En el caso de Italia, que en las últimas jornadas había estado muy presionada por las dudas sobre la disposición a intervenir del BCE, el rendimiento del bono a diez años se relajaba hasta el 1,64%, después de cerrar ayer en el 2,43% y haber llegado a alcanzar el 2,99%.

En su reunión del miércoles, el BCE anunció un programa temporal de compra de activos tanto públicos como privados para contrarrestar el peligro que representa el coronavirus para la economía. En total, el programa, bautizado como Pandemic Emergency Purchase Program (PEPP), o programa de compras de emergencia pandémica, estará dotado con 750.000 millones de euros. Y las compras se extenderán hasta finales de 2020.

Actualmente, el BCE adquiere 20.000 millones de euros mensuales en activos. Con la última inyección anunciada, este año se prevé que el Eurobanco realice una intervención en el mercado de deuda por valor de más de mil millones de euros.

“El Consejo de Gobierno del BCE está comprometido a ejercer su papel en apoyo de todos los ciudadanos de la zona euro a través de estos tiempos extraordinariamente difíciles” y a hacer “todo lo necesario dentro de su mandato”, asegura la entidad en un comunicado.

En concreto, el nuevo Programa de Compra de Emergencia por Pandemia (PEPP) realizará adquisiciones de “todas las categorías de activos elegibles” según el actual Programa de Compra de Activos (PPA) hasta finales de año.

No obstante, el Consejo de Gobierno de la autoridad monetaria se reserva el derecho de prolongar el programa si considera que la “fase de crisis” del COVID-19 aún no ha concluido.

Sobre el autor

Artículos Relacionados