DBRS espera “continuidad” en la política económica del Gobierno español

Comment Off

DBRS espera "continuidad" en la política económica del Gobierno español

La agencia de calificación crediticia DBRS Morningstar estima que el Gobierno de Pedro Sánchez mantendrá la “continuidad” en política económica, aunque ha avisado que considerará “negativo” la derogación de la reforma laboral o de la de las pensiones, según un informe publicado este miércoles.

La calificadora de riesgos prevé que España siga mejorando sus datos macroeconómicos, especialmente en reducción de deuda y del déficit, aunque ha avisado que la fragmentación y la “polarización” política podrían afectar a la capacidad del Ejecutivo de aprobar “reformas ambiciosas”.

“También existe el riesgo de efectos indeseados por la derogación de antiguas reformas estructurales, como la de pensiones o la laboral. DBRS Morningstar vería cualquier derogación como algo negativo”, ha subrayado el analista principal para rating soberano de España, Javier Rouillet.

Con respecto a la situación política, la firma ha indicado que sigue siendo “difícil” por la dependencia del ejecutivo de otros partidos menores, como ERC. “Este equilibrio precario podría llevar a fracasar en la consecución de los objetivos de déficit y podría limitar la duración del Gobierno”, ha apostillado Rouillet.

Por otro lado, DBRS ha indicado que el impacto en España del brote de coronavirus permanece “incierto”, aunque “potencialmente” se podría traducir en una menor demanda externa y en una interrupción de las cadenas de suministro para el sector manufacturero.

Semanas atrás, el Instituto Nacional de Estadística (INE) detalló que la economía española creció en el 2019 un 2% en términos de volumen. A precios corrientes, el PIB se situó en 1.244.757 millones de euros, con un aumento del 3,5% respecto al año 2018.

Los expertos precisan que los datos suponen un espaldarazo a la política económica asumida por el Gobierno de Pedro Sánchez desde su llegada a La Moncloa en 2018. Las previsiones de la Comisión Europea no se han cumplido ya que preveían que nuestra economía sufriera un estancamiento mayor. Sin embargo, finalmente, se ha llegado a las previsiones del Banco de España y del FMI.

Este 2% de crecimiento anual ha sido posible gracias al buen comportamiento de la economía del país en el cuarto trimestre del ejercicio. La demanda externa de este periodo tuvo una aportación al PIB de 0,6 puntos, cinco décimas superior al trimestre anterior.

Sobre el autor

Artículos Relacionados