La Seguridad Social pierde más de 26.000 afiliados extranjeros

Comment Off

La Seguridad Social pierde más de 26.000 afiliados extranjeros

Según las cifras publicadas por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, la afiliación de trabajadores extranjeros a la Seguridad Social fue en enero de 1.966.699 ocupados, lo que supone un descenso de un 1,31%, o 26.150 trabajadores, respecto a diciembre.

No obstante, si se compara con enero del año pasado, se produjo un aumento de un 8,35%. El ministerio que dirige Magdalena Valerio destaca que en la última década, este porcentaje sólo se superó en octubre (8,62%) y en diciembre de 2018 (8,43%). En concreto, en enero se registraron 151.607 personas ocupadas más que hace un año.

Del total de trabajadores de otros países afiliados al Sistema de la Seguridad Social, los grupos más numerosos proceden de Rumanía (335.344), Marruecos (253.009), Italia (109.906) y China (103.479). Les siguen los trabajadores nacionales de Ecuador (70.644), Reino Unido (64.792), Colombia (61.834), Bulgaria (58.278) y Portugal (52.015).

En términos mensuales, la ocupación de trabajadores extranjeros aumentó en Andalucía (0,72%), Castilla-La Mancha (0,29%) y La Rioja (0,24%). Esta afiliación menguó en las demás comunidades autónomas, encabezadas por Extremadura (-7,45%), Comunidad Valenciana (-3,37%) y Cantabria (-3,08%).

En enero, de entre los afiliados extranjeros, 1.159.268 trabajadores proceden de países de fuera de la Unión Europea y el resto (807.430) de países comunitarios.

Por regímenes, la mayoría de los afiliados extranjeros está encuadrada en el Régimen General: 1.638.323 (este dato incluye el Sistema Especial Agrario, con 230.071 ocupados, y el de Hogar, con 172.872). Le siguen el Régimen de Trabajadores Autónomos, con 324.702 personas, el Régimen Especial del Mar, con 3.610, y el del Carbón, con 65.

De la cifra total de afiliados extranjeros en enero, 1.115.086 son hombres y 851.613 son mujeres.

Esta misma semana, BBVA Research ha informado que España necesitará tener 28,5 millones de cotizantes a la Seguridad Social en 2050 para poder pagar las 15 millones de pensiones previstas a esa fecha, lo que supone que en 31 años el sistema tendrá que sumar casi 10 millones de afiliados más de los que hay actualmente.

El servicio de estudios de la entidad sostiene que, ante el previsible aumento del número de pensionistas, se pueden adoptar tres caminos alternativos. El primero de ellos consistiría en aumentar la presión fiscal, introduciendo más impuestos o recortando el gasto público en otras partidas presupuestarias. El segundo pasaría por acometer reformas estructurales para reducir la tasa de paro, aumentar la tasa de actividad y de empleo, y la productividad y los salarios.

Sobre el autor

Artículos Relacionados