La confianza de los empresarios alemanes escala a máximos de seis meses

Comment Off

La confianza de los empresarios alemanes escala a máximos de seis meses

La confianza de los empresarios alemanes ha mejorado nuevamente en diciembre, según refleja el índice elaborado por el Instituto de Investigación Económica de Múnich (Ifo), que ha subido a 96,3 puntos desde los 95,1 del mes anterior, su mejor lectura desde junio de 2019, aunque la prestigiosa institución prevé que el PIB de Alemania crezca apenas un 0,1% en el último trimestre de 2019.

“Hemos realizado una ligera revisión al 0,1% que se debe principalmente a la reciente caída en la producción industrial”, indicó el subdirector del Ifo y responsable de la encuesta, Klaus Wohlrabe.

La valoración de los empresarios germanos de la situación actual ha subido levemente, hasta los 98,8 puntos, frente a los 98 de noviembre, mientras que las expectativas también han mejorado, alcanzado un nivel de 93,8 puntos desde los 92,3 del mes anterior, su mejor lectura desde el pasado mes de junio.

Por sectores, la evaluación de la situación en el sector manufacturero es algo menos pesimista en diciembre, con una lectura de -5 puntos, frente a los -5,8 de noviembre, su mejor lectura desde julio, mientras que la confianza del sector servicios sube a 21,3 puntos, frente a los 17,4 del mes anterior, el nivel más alto desde mayo.

En cuanto al comercio, la lectura del Ifo en diciembre se ha situado en 0 puntos, empeorando desde los 0,9 de noviembre, mientras que en la construcción la confianza de los empresarios ha caído a 17,9 puntos, frente a los 20,3 del mes anterior.

“En las manufacturas, el índice se recuperó algo. Esto se debió al considerablemente menor pesimismo de las empresas, aunque la valoración de la situación actual empeoró un poco”, declaró Clemens Fuest, presidente del Ifo.

Recientemente, Alemania ha anunciado que necesita trabajadores cualificados, por ello, ha modificado su ley para que a partir del mes de marzo, la entrada al país se extranjeros cualificados sea más fácil. Necesitan informáticos, doctores, profesionales del mundo de la hostelería y la construcción.

En una localidad de Baviera buscaban 500 personas para conducir sus autobuses urbanos. Como no los encontraron allí, fueron a buscarlos a este pequeño pueblo de Córdoba. Las condiciones que ofrecían eran 38 horas semanales y un sueldo neto de entre 1.600 y 1.700 euros. La empresa pagaba el curso de alemán y las clases en una autoescuela para conseguir el permiso de conducir.

Sobre el autor

Artículos Relacionados