Las empresas de trabajo temporal aumentan su facturación

No Comentado

 Las empresas de trabajo temporal aumentan su facturación

Las empresas de trabajo temporal en España esperan terminar 2014 con un aumento de su facturación de alrededor del 6%, alcanzando más de 2.500 millones de euros, según un estudio publicado esta semana por la consultora DBK.

Tras aumentar un 3% en 2013, en los meses transcurridos de 2014 la demanda de las E.T.T. ha experimentado un ascenso adicional, en línea con la evolución de la actividad y las necesidades de empleo en los principales sectores de la economía española.

En concreto, el volumen de negocio del sector de trabajo temporal se situó en 2.400 millones de euros en 2013, un 2,8% más que en 2012, contrastando con la caída del 8,4% registrada en este último año.

Según DBK, el repunte de la actividad en buena parte de los sectores productivos y de servicios en España durante el segundo semestre de 2013 propició una aceleración del crecimiento de la demanda de trabajo temporal, de forma que al cierre del ejercicio se contabilizó una variación del número de contratos de puesta a disposición del 9,2%, hasta alcanzar los 2,21 millones.

No obstante, en 2013 volvió a registrarse un descenso del ingreso medio por contrato, en línea con la tendencia de años anteriores, como resultado de la baja duración de los contratos, el perfil menos cualificado de los trabajadores empleados y la intensa competencia en precio.

En los últimos años el número de empresas autorizadas de trabajo temporal ha mantenido una tendencia de gradual descenso. En el período 2009-2013 se produjo la desaparición de 57 compañías, situándose en este último año en 276 empresas.

Por ámbito de actuación, destaca el descenso experimentado por las empresas de ámbito provincial, del 11% respecto a 2012, situándose en 96 compañías a finales de 2013. Por su parte, el número de empresas de ámbito nacional disminuyó un 6,7%, hasta situarse en 97, mientras que el de empresas de ámbito autonómico cayó un 3,5%, hasta 83.

La estructura de la oferta se caracteriza por la existencia de un número reducido de grupos multinacionales de gran tamaño que compiten con algunos grupos multiservicios nacionales, algunos de los cuales están presentes en otras ramas relacionadas con la gestión de recursos humanos, y otras empresas de pequeña y mediana dimensión, por lo general especializadas en determinados segmentos de demanda y con una actividad limitada a un ámbito regional.

El cierre de sociedades mercantiles y las fusiones entre empresas han conllevado en los últimos años una concentración del tejido empresarial español. Así, durante el año pasado, los cinco primeros operadores absorbieron el 54% del valor total del mercado, y los diez primeros el 67,5%.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)