Impulso a la internacionalización del sector comercial español

Comment Off

Impulso a la internacionalización del sector comercial español

Xiana Méndez, secretaria de Estado de Comercio, ha señalado que se están revisando los planes de internacionalización, para retomar el dinamismo de las cadenas de valor, impulsando campañas para la competitividad de economía y planes de contingencia y logística, al considerar que el sector exterior deber ser “el motor dinamizador de recuperación de la economía” como en la anterior crisis financiera.

Así lo ha señalado durante su participación en un encuentro informativo con el presidente de la Cámara de Comercio de España, José Luis Bonet, organizado por Nueva Economía Fórum, en la que ha señalado que el sector exterior sufre una crisis de shock de oferta y de demanda y es “asimétrica” por sectores y regiones.

Méndez ha indicado que el comercio internacional y las inversiones son una de las “víctimas más claras” de la pandemia, con una previsión del FMI de una caída en los flujos de comercio de bienes y servicios del 11%, en línea con la pasada crisis, y pronósticos más pesimistas por parte de la OMC, que vaticina una caída en las inversiones del 40%.

“El sector exterior debe ser el motor dinamizador de recuperación de la economía como fue en 2008 como motor de crecimiento y empleo”, ha defendido en cambio Méndez, quien ha explicado que se está trabajando con “socios” como la Cámara de Comercio de España para conseguir que el sector exterior siga teniendo una aportación positiva al PIB como en los últimos años.

En este sentido, ha apuntado que se parte de un sector exterior “mucho más competitivo” que permite “ser optimistas” respecto al ritmo de recuperación, conjugando superávits por cuenta corriente con tasas de crecimiento del PIB, con unas exportaciones de bienes y servicios representando el 35% del PIB y con número récord de empresas exportadoras regulares y récord en diversificación.

Con un sector exterior tan “competitivo y sólido” ha indicado que las políticas se enmarcan dentro de la estrategia de internacionalización a 10 años, que pretende ser “no inmutable, pero sí previsible” y “estable” con un marco de tiempo “suficientemente duradero como para no ser susceptible de cambios abruptos por ciclos políticos”, y en coordinación con el sector privado.

A medio plazo, ha explicado que se trabajará para aprovechar las sinergias del tejido productivo y la política industrial para dar valor a los sectores más impactados.

Sobre el autor

Artículos Relacionados