Fitch rebaja a ‘negativa’ la perspectiva de la deuda de India

Comment Off

Fitch rebaja a 'negativa' la perspectiva de la deuda de India

La agencia de calificación crediticia Fitch Ratings ha decidido rebajar a ‘negativa’ (desde ‘estable’) la perspectiva de la nota de solvencia a largo plazo como emisor en moneda extranjera de la India, manteniéndola en ‘BBB-‘.

Con esta calificación, se ubica solo un peldaño por encima del grado especulativo o ‘bono basura’ tras evaluar el impacto sobre la economía asiática de la pandemia de Covid-19 y la intensificación de tensiones geopolíticas.

La agencia de calificación subraya que la pandemia ha debilitado sustancialmente la perspectiva de crecimiento de la India en el ejercicio fiscal que terminará en marzo de 2021, cuando Fitch anticipa una contracción del PIB del 5% y a la que seguirá un rebote del 9,5% en el ejercicio fiscal con cierre en marzo de 2022, advirtiendo de que aún está por ver si el país volverá a registrar tasas de crecimiento sostenibles de entre el 6% y el 7% anual.

Asimismo, Fitch advierte que las métricas fiscales se han deteriorado significativamente, a pesar de la restricción del gasto del Gobierno, debido al impacto del frenazo del crecimiento en los ingresos, el déficit fiscal y los índices de deuda del sector público. De este modo, la agencia espera que la deuda pública salte al 84,5% del PIB en el año fiscal 2021 desde el 71% estimado para el ejercicio en curso.

“El Gobierno ha anunciado reformas estructurales como parte de su respuesta a la pandemia para fortalecer el crecimiento del PIB en el mediano plazo, lo que, de ser exitoso, podría mejorar la posición fiscal de la India”, apunta Fitch, para la que las reformas para mejorar la eficiencia de las cadenas de suministro agrícolas podrían ayudar a reducir los precios de los alimentos, mientras que la privatización de empresas estatales también podría tener un impacto sustancial.

No obstante, la calificadora de riesgos advierte de que el riesgo geopolítico relacionado con problemas fronterizos ha vuelto a ponerse de relevancia como consecuencia de la intensificación de las tensiones con China, mientras que las relaciones con Pakistán se ven negativamente afectadas por la derogación del estatus especial para Cachemira y los cambios recientes en el estatus de inmigrantes ilegales basados en su religión.

“Un enfoque más fuerte del gobernante Partido Bharatiya Janata en su agenda nacionalista hindú desde la reelección del gobierno en mayo de 2019 amenaza con convertirse en una distracción para la implementación de las reformas económicas y podría aumentar aún más las tensiones sociales”, apunta la agencia de calificación.

Sobre el autor

Artículos Relacionados