La inflación de la eurozona se modera al 1,2% en mayo

Comment Off

La inflación de la eurozona se modera al 1,2% en mayo

Según la última estimación del dato publicada por Eurostat, la tasa de inflación interanual de la zona euro se situó en mayo en el 1,2%, medio punto porcentual por debajo de la subida de precios registrada el mes anterior y el menor incremento desde abril de 2018.

Esta tasa refleja el impacto del menor encarecimiento del crudo, de los alimentos frescos y de los servicios.

En concreto, la energía registró en mayo una subida interanual del 3,8%, frente al 5,3% de abril, mientras que los alimentos frescos subieron un 0,4%, la mitad que el mes anterior. Por su parte, los servicios se encarecieron un 1,1%, frente al alza del 1,9% observada en abril.

De este modo, al descontar el impacto de la energía, la tasa de inflación de la eurozona se situó en mayo en el 0,9%, cuatro décimas por debajo de la subida de abril, mientras que al excluir también los alimentos frescos el dato se situó en el 1%, frente al 1,4% de abril.

La tasa de inflación subyacente de la zona euro, que además del precio de la energía y de los alimentos también deja fuera el efecto del alcohol y del tabaco, se situó en mayo en el 0,8%, medio punto porcentual menos que el 1,3% registrado en abril.

El Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) de España situó su tasa interanual en el 0,9% en el mes de mayo, lo que implica un diferencial favorable a España respecto de la zona euro de tres décimas.

En el conjunto de la Unión Europea (UE), la tasa de inflación interanual se situó en mayo en el 1,6%, tres décimas por debajo de la subida de precios registrada el mes anterior.

Entre los países de la UE, las menores subidas de precios correspondieron a Chipre (0,2%), Portugal (0,3%) y Grecia (0,6%), mientras que las tasas de inflación más altas se observaron en Rumanía (4,4%), Hungría (4%) y Letonia (3,5%).

Días atrás, la agencia estadística europea precisó que la tasa de paro de la zona euro bajó una décima en abril, situándose en el 7,6%, su nivel más bajo desde agosto de 2008, cifras similares a meses previos, mientras que en el conjunto de la UE el desempleo se mantuvo en el 6,4%, repitiendo así su mejor lectura desde que en el año 2000 comenzó a elaborar sus registros Eurostat. España sigue como el segundo país de la UE con peores cifras de paro, con un 13,8%, solo por detrás del 18,5% de Grecia, que únicamente dispone de datos hasta febrero de 2019.

La agencia calcula que 15,8 millones de personas carecían de empleo en la UE en abril de 2019, de los que 12,52 millones se encontraban en la zona euro, lo que supone una reducción mensual de 108.000 personas entre los Veintiocho y de 64.000 en la eurozona. En comparación con abril de 2018, la cifra de desempleados en la UE descendió en 1,39 millones de personas y en la zona euro bajó en 1,14 millones.

Sobre el autor

Artículos Relacionados